Opinión

Mayor claridad en datos fiscales

 
1
 

 

Mayor claridad en datos fiscales

¿Cuántas veces leyó o escuchó decir que el gobierno no cumplió el año pasado con el recorte al gasto público que anunció? Yo lo escuché muchas veces.

La razón era sencilla. El gasto presupuestado fue de 4.66 billones de pesos mientras que el realizado alcanzó 4.89 billones. O si lo quiere ver en términos del PIB, el Presupuesto marcaba 25.7 por ciento y al final fue 27.0 por ciento.

Para este año, ya se anunciaron dos recortes de gasto. El primero por 132 mil millones de pesos, anunciado en febrero, y el segundo por 31 mil 715 millones, anunciado en julio, luego de aprobarse el Brexit.

Bueno, pues pese a ello, la estimación que ayer presentó Hacienda indica que el gasto público total será equivalente este año a 27.2 por ciento del PIB, cuando el presupuestado fue de 24.7 por ciento.

¿Cómo conciliar ambas cosas, los recortes y el crecimiento del gasto?

Una de las explicaciones es la forma en que están construidas las leyes fiscales, en donde hay ingresos con destino específico.

El caso más obvio es el de las participaciones a los estados. Sus montos son fijados en la Ley de Coordinación Fiscal y se determinan mediante una fórmula específica.

En el primer semestre, las participaciones crecieron en 8.1 por ciento en términos reales, equivalentes a cerca de 35 mil millones de pesos.

Otro caso de crecimiento automático del gasto es el pago de pensiones, que está fijado contractualmente y depende del número de pensionados.

El pago realizado en el primer semestre fue 6.2 por ciento superior al del año pasado o 29 mil 800 millones de pesos.

Para observar el grado de control del gasto que efectivamente logra el gobierno, Hacienda tomó el concepto de “gasto corriente estructural”, tal y como es definido en la Ley de Presupuesto.

Su estimado es que para este año ese gasto sea equivalente a 12.0 por ciento del PIB, un 0.3 por ciento menos que el año pasado.

A pesar de que el gasto neto total realizado por el sector público este año será 0.2 por ciento del PIB superior al del año pasado, el déficit, medido en su acepción más amplia, es decir, los Requerimientos Financieros del Sector Público, serán inferiores en 1.1 puntos porcentuales a la cifra del año pasado, al pasar de 4.1 a 3.0 por ciento del PIB.

Y, por lo mismo, el déficit primario del sector público pasará de 1.2 por ciento del PIB a 0.4 por ciento.

Además, se ratificó el compromiso de que en el 2017 se tendrá un superávit primario de las finanzas públicas por primera vez desde 2008.

Es claro que hay que mejorar la eficiencia del gasto público y para ello, se requiere una información más útil y precisa.

Lo presentado ayer no es suficiente, pero va en la dirección correcta para fortalecer la credibilidad de los compromisos fiscales del gobierno.

Confirmación

La SHCP decidió cerrar el rango de su estimado de crecimiento para este año a 2.0-2.6 por ciento. Su punto medio es de 2.3 por ciento.

Ayer, le había anticipado que se podría colocar entre 1.7 y 2.7 por ciento (sin considerar que se cerraría el rango) con un punto medio en 2.2 por ciento. Nos falló por una décima ese punto central.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar:

Hacienda bajará hoy su estimado de crecimiento

¿Cómo construir una narrativa creíble?

¿En verdad sólo contamos lo malo?