Opinión

Matices en la fuerte desaceleración de inversión en cartera

 
1
 

 

Fed

Efectivamente. La inversión extranjera en nuestros mercados se desplomó sustancialmente durante el tercer trimestre del año. Así lo mostraron las cifras de la cuenta financiera de balanza de pagos publicadas recientemente. Lo anterior ha llevado a cierto nerviosismo en los mercados. No obstante, considero relevante hacer una serie de puntualizaciones para entender mejor dichas cifras y dimensionar su verdadero alcance.

En específico, la inversión extranjera en cartera total (pasivos) mostró un descenso de 82% entre el segundo y el tercer trimestre del año en curso, 13% al sustraer los valores tanto públicos como privados emitidos en el exterior más activos.

Tomando lo anterior en cuenta, considero relevante hacer cuatro observaciones a manera de matiz sobre lo que nos dice y lo que no las cifras recientes de inversión extranjera en cartera local:

Primero, la desaceleración de los influjos de capital a cartera local no es un fenómeno nuevo, se contextualiza en un comportamiento secular exhibido desde el año 2013. El inicio de tal tendencia coincide con las declaraciones iniciales por parte de las autoridades de la Fed sobre su propósito de desacelerar el ritmo de compra de activos (relajamiento cuantitativo) y posterior retórica sobre el próximo inicio de un proceso de normalización de la política monetaria en EUA.

Segundo, el comportamiento reciente de tales influjos no son contrastantes una vez que se toma en cuenta la volatilidad usual de dicha variable financiera. Por lo mismo, resulta aventurado suponer que la dinámica reciente implica necesariamente un cambio abrupto o aceleración de la tendencia arriba mencionada.

Tercero, el fenómeno de desaceleración de influjos de inversión extranjera en cartera no es uno exclusivo de México, debe entenderse como un fenómeno global en el marco del cambio de paradigma de liquidez financiera internacional que implicó el proceso de desaceleración de compra de activos de la Fed y el inminente inicio de la normalización de la política monetaria en EUA.

Cuarto, además de gradual, el ajuste en los influjos a los mercados locales se ha presentado en un contexto de funcionamiento ordenado de los mercados. Lo anterior resulta alentador ante un panorama contrastante a nivel internacional respecto al ritmo de rebalanceo de activos que afecta al mundo emergente.

Una vez dicho todo lo anterior, creo que las cifras deben leerse con cuidado y sin perder de vista el inédito contexto global en términos de divergencias macroeconómicas y de política monetaria.

Twitter:@joelvirgen

También te puede interesar:

¿Continuará la fortaleza del dólar?

¿Y Banxico qué hará?

Fed: Lo bueno, lo malo y lo feo