Opinión

Más sobre este gobierno y Odebrecht

    
1
   

   

Odebrecht

El Financiero dio ayer su nota principal a declaraciones del vocero del gobierno de México, Eduardo Sánchez, en las que el funcionario señala que la empresa Odebrecht aceptó que hizo actos de corrupción.

Las declaraciones fueron realizadas en el programa de Carlos Loret de Mola en Televisa, el lunes. Cito la nota de ayer: “(Sánchez) Refirió que Odebrecht se acercó al gobierno mexicano y propuso dos cosas: un expediente con información que podría ayudar a esclarecer el caso de corrupción y el pago de un resarcimiento económico. A cambio de eso (el expediente) nada más te pido dos cosas: la primera, impunidad para mi gente; es decir, que no se les meta a la cárcel, que no se les persiga en tu país; y dos, que yo siga teniendo mis contratos en México (…) desde luego que eso fue rechazado por México, no es transitable un acuerdo de impunidad”.

El vocero agregó: “el responsable del despacho en la PGR, Alberto Elías, tiene la responsabilidad en sus manos (del caso Odebrecht), ya que está revisando los avances en la investigación alcanzados por el exprocurador Raúl Cervantes. Toca a él la responsabilidad de presentar la acusación, pues él está haciendo una revisión de precisamente lo que Raúl Cervantes dice que dejó terminado y que está prácticamente muy avanzado para presentar esa acusación”.

Varias cuestiones sobre lo dicho por Eduardo Sánchez.

1) Esas declaraciones significan que ¿Braskem, empresa filial de Odebrecht, y que ha sido igualmente acusada de corrupción, podría sufrir una sanción y ver mermado su negocio veracruzano en Etileno XXI? Porque cuando escuchen decir a este gobierno que ya no tienen negocios con Odebrecht, recuerden que la operación de Braskem en México es por alrededor de 2,500 millones de dólares anuales. Si van en serio contra Odebrecht, y si, como ya se publicó, directivos de Braskem presumían el haber acompañado la campaña de Peña Nieto en 2012, y hay hasta señalamientos de depósitos de Braskem a la cuenta que en Brasil atribuyen a Emilio Lozoya, ¿la promesa de que no habrá impunidad llegará hasta investigar a esa empresa, que tiene vigente un contrato por 20 años, con posibilidad a una ampliación del mismo por otros 5?

Por cierto, el contrato contiene una cláusula donde Petróleos Mexicanos se compromete a dar a Etileno XXI la molécula de etano a un precio preferencial, según versiones, 29% menor al del mercado. ¿Por qué esos privilegios? Encima, ahora hay rumores de que Pemex ha llegado al extremo de importar etano para cumplirle la cuota a Braskem/Idesa, nombre completo del consorcio que opera esa planta desde 2010.

2) ¿Cómo está eso de que Alberto Elías Beltrán (procurador de facto) revisa lo hecho por Raúl Cervantes? Porque como es público, Elías Beltrán es en buena medida el autor de ese expediente. ¿O es que de lo dicho por Sánchez se desprende que el gobierno está desconociendo, o desconfiando, de Cervantes, quien al momento de renunciar anunció que la investigación estaba concluida y presumió los grandes alcances de la misma?

3) Después del caso Santiago Nieto, y dado que Odebrecht seguro judicializará el caso (de hecho ya se amparó ante actos de la SFP), ¿está bien que el gobierno ande diciendo en los medios que Odebrecht reconoce corrupción?

4) También Brasil quería un acuerdo para proteger a Odebrecht y sus muchachos. Haber aceptado eso quizá cancelaba un castigo real a la empresa. Pero abría la puerta a mucha información sobre mexicanos. ¿No habría valido la pena un quid pro quo tipo “Brasil castiga brasileños y México castiga mexicanos”? Es pregunta.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:

Balconeo internacional
Josefina y los 801 millones que reclama la ASF
Las amenazas internas