Opinión

Más inclusión financiera

 
1
 

 

banco

¿Podría usted vivir sin los servicios del sistema financiero? ¿Cuántos mexicanos hay como usted? La verdad es que aún somos pocos. De eso trata la segunda edición de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera publicada el 14 de junio, iniciativa de la CNBV e Inegi, con el objetivo de identificar las barreras para un sistema financiero más incluyente y promover políticas públicas que atiendan este objetivo. La encuesta se levantó en siete mil hogares en México y aborda temas como: administración de gastos, ahorro, crédito, seguros, retiro, remesas y propiedad de activos.

Entre los encuestados, 68 por ciento hace uso de algún producto financiero. Esta cifra representa 13 millones más que en 2012. El principal avance en comparación con 2012 es el incremento de 25 a 33.6 millones de personas con una cuenta bancaria en cualquiera de sus modalidades. El uso de crédito llegó a 2.8 millones de personas más que hace tres años.

En zonas rurales se registró un crecimiento en la inclusión financiera de 8.0 por ciento, pasando de 16 a 24 por ciento de la población del campo.

En este punto destaca la participación de corresponsales bancarios, ya que se elimina la dificultad de contar con una sucursal.

El principal reto para ahondar en la inclusión y en una mayor cultura financiera es el dique de la desigualdad. Quienes no usan el sistema financiero no pueden hacerlo por caro o por una barrera cultural.

Ahorrar 10 o 20 pesos semanales en la banca es casi imposible –los costos para hacerlo (traslado, tiempo, comisiones) son mayores que los beneficios.

El segundo reto es que la banca diseñe servicios y mecanismos que sean asequibles y den confianza entre la población que hoy no atienden.

En el futuro próximo la tecnología, los teléfonos inteligentes, la capacidad que sean monederos electrónicos y medios de pago, podría ir ampliando la penetración del sistema financiero en la base de la pirámide.

Un mayor dinamismo de la economía requiere de un sistema financiero que cubra las necesidades de todo el país, más dinámico y más incluyente; no acomodado en los laureles de la enorme renta que ganan de servir a los sectores más beneficiados del país.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Segunda vuelta: lección desde Perú
Ladrones e ineptos
Esclavitud en el siglo XXI