Opinión

(Más de) tres abogados en EU que enfrentarán con México a Trump

 
1
 

 

(Más de) 3 abogados en EU que enfrentarán con México a Trump.

Acá andamos. Este país parece un automóvil que circula de noche sin luces, mientras escuchamos una tormenta que no sabemos cuándo ni cómo golpeará el parabrisas. Donald Trump amenazó y ahora tiene herramientas para cumplir.

Pero también tiene compatriotas poderosos que metieron mucho dinero al país vecino al sur.

Una opción es que pierdan ese capital y hagan gárgaras de resignación.

Otra, la más factible, es que aboguen en favor de mantener las reglas que aplicaron al traer su capital y de rebote también en beneficio de esta nación que ahora no quiere que le quiten el TLCAN.

Van tres de ellos y la crónica de sus millones:

Randall Stephenson. Nació hace 56 años en Oklahoma, estado cuyos habitantes le construirían un nicho a Trump.

Más de 65 por ciento de los votantes se inclinaron hacia el ahora presidente electo de Estados Unidos. Stephenson vive en Texas, cuya gente también votó mayoritariamente por el advenedizo político republicano. Pero este líder de AT&T parece más vinculado a ideas de Silicon Valley.

Al final de una entrevista hace año y medio, me dijo que había cambiado su Mercedes Benz por un Tesla y que ahora no optaría por otra marca. Ese día anunció que quería el liderazgo en México de su negocio (http://bit.ly/14rA5Hv).

Cree firmemente en una Norteamérica conectada como lo que dará prosperidad a su compañía. Habló con hechos.

AT&T compró Iusacell y Nextel en México apenas en 2015. Por ambas, la empresa pagó más de cuatro mil millones de dólares e invierte otros tres mil millones en mejorar la red que comparten ambas para mejorar su cobertura.

Si se acaba el TLCAN, todo el plan se compromete.

Stephenson no puede decir simplemente adiós y a lo que sigue. No, además, cuando está disfrutando con el reto:

“México va genial”, dijo apenas en octubre en una conferencia con analistas.

“La Ciudad de México es una de las más grandes del mundo e instalamos en un año una red LTE de gran escala que funciona estupendamente y el negocio en términos de suscripciones sigue creciendo”, añadió.

Mary Barra. Es improbable que ella se despida de los cinco mil millones de dólares cuya empresa, GM, invierte para fabricar automóviles aquí.

Ha sido sutil, delicada, tanto que esquivó el escándalo que Trump sí le formó a Ford.

La empresa que ella dirige aplica esa pila de dólares en inversiones en México en un plazo de seis años que termina en 2018.

Este año, Forbes la nombró la más poderosa mujer de negocios en el mundo. Se graduó de un MBA por Stanford. Nació en Michigan hace 54 años, otro estado que se inclinó por Trump en esta elección.

GM invierte en Coahuila, en San Luis... Todo para hacer autos que se vendan en Estados Unidos bajo las actuales normas del TLCAN. Ese dinero no está en billetes. No pueden simplemente llevárselo.

Larry Fink. Se trata de quien convirtió a BlackRock en el mayor administrador de fondos privados del mundo.

Esto nos dijo durante una entrevista previa a la aprobación de las reformas:

“Creo que ni siquiera vemos hoy todas las oportunidades y las posibilidades de México”.

Fink puso el dinero de BlackRock en donde estuvo su opinión:

Lleva invertidos ya casi mil millones de dólares en infraestructura de ductos y aquí vino a especializar en energía su portafolio. Pronto podría convertirse en uno de los 10 protagonistas energéticos acá. Hay rumores sobre la posible sustitución de Fink, pero más por cuestiones de edad que por estrategia.

Son ellos tres quienes cupieron aquí, pero hay muchos más. Doug McMillon, de Wal-Mart y muy seguramente Jeff Immelt, de esa 'nación' llamada GE que tiene en Querétaro un centro gigante de operaciones.

También los miles de millones de la californiana Sempra y sus accionistas que llenan el país de gasoductos... y no hablamos de los millones de euros españoles, holandeses, ni de los cinco mil millones de dólares de la brasileña Braskem que en Veracruz se asoció con Idesa.

Los intereses de México ya no son necesariamente sólo de los mexicanos. Trump no la tiene fácil.

Twitter: @ruiztorre

También te puede interesar:
Los ‘cravers’ mexicanos que Shell podría quitarle al OXXO
Seis frases de extranjeros en torno a México, antes de Trump
Mérida es el peor lugar para vivir… si eres diabético