Opinión

¿Más bancos en México?

Por un lado, las autoridades buscan que haya más bancos para generar competencia y siguen recibiendo solicitudes para la creación de más instituciones financieras, pero por el lado de los participantes ya hay señales de alerta de que debe haber un mejor control de quienes entran.

Tras la quiebra del Banco Bicentenario –que es considerado el caso extremo, pues sucedió luego de 20 años de la última quiebra en el sistema–, en el sector consideran que aun cuando no hay riesgo sistémico, sí es de preocuparse.

Y es que a pesar de que siguen procesos estrictos para poder operar y se analiza el plan de negocios, al hacer un recuento ya son varios los bancos que han sido autorizados y no han tenido el éxito que esperaban. Las consecuencias hasta ahora sólo han sido el tener que vender la licencia con pérdidas menores y, en otros, incluso ganaron.

Ejemplos sobran. El Banco De Uno, propiedad de IXE, se fusionó con el mismo antes de la integración con Banorte. También está el Banco Regional de Chihuahua, una subsidiaria de Banregio Grupo Financiero, licencia que fue vendida a InterBanco.

Banco Fácil, que operaba en las tiendas Chedraui y que presentó altos índices de morosidad en su cartera de tarjetas de crédito, se fusionó hace dos años con la Sofol Consupago, lo que dio origen a Consubanco.

Incluso las agencias calificadoras han pedido a la autoridad que replantee su política de otorgamiento de licencias bancarias, a fin de evitar un daño innecesario al sistema. Aun cuando hay otros bancos que no tienen los mejores números, el tener respaldo de grandes empresas ha evitado que cierren sus puertas.

Y en medio de todo esto, quien ha seguido de cerca la labor de la banca en México es el regio David Martínez, pues hay que recordar que ya es socio del banco italiano Monte dei Paschi, vía el fondo Fintech Advisory Inc. De esa institución tiene 6.5 por ciento. También tiene un porcentaje de casi 5.0 por ciento de Sabadell, y en las últimas semanas se reunió con algunos de los principales directivos de bancos en el país, por lo que la moneda está en el aire sobre sus planes en México en este sector.

Ganones

Si en las próximas semanas observa que en los tianguis de la ciudad de México ahora los comerciantes traen camionetas o camiones último modelo para transportar su mercancía, no crea que es por el incremento de la actividad económica o porque ya ganan más, sino que serán algunos de los “ganones” del programa Hoy No Circula.

Así como lo lee. Las autoridades capitalinas están en pleno diseño de un nuevo programa para darles financiamiento a los tianguistas de la ciudad y puedan tener acceso a un medio de transporte, con garantías y tasas de interés menores, para ir pagando poco a poco.