Opinión

Mancera se cuelga del Águila

    
1
   

    

Miguel Ángel Mancera

Un día de hace semanas Miguel Ángel Mancera apareció, en medio de la emergencia por el sismo del 19 de septiembre, con la imagen del Escudo de México en el pecho: el águila, la serpiente, el nopal, las ramas de encino y laurel…

Ayer mismo al presentar una tarjeta para el Metro, el jefe del Gobierno (es un decir) capitalino apareció con ese símbolo nacional, en hilo dorado, estampado en el lado derecho de una chamarra negra que en el lado izquierdo decía, en rosa y blanco, “CDMX. Ciudad de México. Capital Social”.

Llámenme trasnochado. O fijado. Ocioso, incluso. Pero que un gobernador un día sí y otro también ostente en su ropa no el escudo de su estado (en este caso el de los leones, otorgado a la ciudad por Carlos V), sino el símbolo de la nación, amerita unas líneas.

Para empezar: ¿Por qué la secretaría de Gobernación, que es la que debe hacer cumplir la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno nacionales, no le ha dicho a Mancera que como que no se ve bien que en el Palacio Nacional (13 de octubre) o en Los Pinos, residencia oficial del Presidente (4 de octubre), llegue el gobernante capitalino y aparezca junto a Enrique Peña Nieto portando en el pecho un escudo cuyo uso personalizado en todo caso correspondería única y nada más al Jefe del Estado mexicano? Como dicen en mi tierra: saaabe.

Sobre el uso del Escudo nacional, la mencionada ley establece en su artículo 6º:

a) “Con motivo de su uso en monedas, medallas oficiales, sellos, papel oficial y similares, en el Escudo nacional sólo podrán figurar, por disposiciones de la Ley o de la Autoridad, las palabras ‘Estados Unidos Mexicanos’, que formarán el semicírculo superior”. Si bien la chamarra de Mancera no es oficial, en lugar de Estados Unidos Mexicanos (sólo eso faltaba) el escudo de la chamarra de MAME dice, en la parte baja, el nombre del doctor en derecho Miguel Ángel Mancera Espinosa.

b) “El Escudo Nacional sólo podrá figurar en los vehículos que use el Presidente de la República, en el papel de las dependencias de los Poderes Federales y Estatales, así como de las municipalidades, pero queda prohibido utilizarlo para documentos particulares. El Escudo Nacional sólo podrá imprimirse y usarse en la papelería oficial”. En toda la ley no habla del uso del escudo en vestimenta (que no sea militar). ¿Al amparo de qué norma MAME se hizo bordar el escudo en su chamarra? Por segunda vez: saaabe.

La ley dice, igualmente, que los gobernadores de las entidades federativas deberán promover el culto a los símbolos nacionales.

Al usar cotidianamente el escudo, Mancera no promueve el culto a un símbolo de identidad de los mexicanos. Tampoco se puede apuntar que por esta manía de ponerse el Águila en el pecho incurra en ofensa o amerite sanción, como la ley establece, por faltarle el respeto a un símbolo patrio.

Pero Mancera se mueve en un terreno pantanoso. Ha decidido, me parece, portar un disfraz. Uno que quiere, supongo, enviar el mensaje de que está muy consciente del grave momento que se vive tras el sismo del 19 de septiembre.

Entonces, luego de que viera el temblor como en una película donde no fue protagonista, sus asesores le enchalecaron: adiós traje y corbata, vas a parecer hombre de acción, un Ken sin Barbie, y para que se note que eres consciente de que es un momento de unidad nacional, portarás una chamarra (o chaleco) con escudo nacional.

MAME se cuelga del Águila. Se ve mal.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Pegasus: Segob lo paga, pero no lo reconoce
El gobierno minimalista
Riquelme, oootro rebase de tope de campaña