Opinión

Malos gobiernos

    
1
  

   

Elección Oaxaca

Es el momento en que los partidos políticos tendrán que hacer su análisis hacia el 2018, porque como todos han señalado, esta elección marca el camino hacia la sucesión presidencial. Sin duda, como dicen algunos, dejó en claro que la ciudadanía está harta de los malos gobiernos.

De las 12 entidades donde se realizaron procesos electorales, en 8 de ellas hubo alternancia, por lo que es momento para que los mandatarios reconsideren su forma de gobernar y los partidos políticos les exijan cuentas.

Fue el caso de Aguascalientes, Sinaloa, Chihuahua, Oaxaca, Veracruz, Quintana Roo, Durango y Tamaulipas. De estos, seis eran gobernados por el PRI y dos por las coaliciones PAN-PRD.

Los estados en los que se refrendó el voto del partido en el poder, son Zacatecas, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, de estos tres son priistas y uno de la coalición PAN-PRD.

Con estos resultados el gobierno federal tendrá que hacer un gran trabajo para cambiar esta tendencia, ya que si los ciudadanos deciden calificar de esta forma a sus gobiernos, el PRI tendrá fuertes problemas para ganar la elección presidencial.

Sobre todo si se toma en cuenta que el Presidente de la República está muy mal calificado en las encuestas.

En los comicios de este año, sin duda Veracruz fue la joya de la corona, no sólo es el que tiene mayor número de ciudadanos –más de 5 millones 600 mil–, sino que además se convirtió en una elección a tercios entre las tres principales fuerzas políticas del país.

El panista Miguel Ángel Yunes Linares obtuvo el triunfo por 3.9 puntos, en segundo lugar quedó el PRI y en tercero Cuitláhuac García, de Morena, que se ubicó tan sólo 8.2 puntos abajo del triunfador.

Pero si esto puede ser un anticipo de la elección de 2018, debemos tener en cuenta que Cuitláhuac García es un político bastante desconocido, sobre todo comparado con el presidente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien ha sido en dos ocasiones candidato presidencial y lleva 11 años en campaña.

El próximo año viene uno de los más importantes procesos electorales, donde se juega el primer padrón electoral del país, el Estado de México, y si el PRI recibe un revés ahí, se verá en fuertes problemas en la carrera presidencial, ya que el segundo padrón es el Distrito Federal, en donde tienen fuerza Morena y el PRD, además acaba de perder Veracruz.

El perredista del grupo Galileo, Fernando Belanzaurán, comentó que para esa elección buscarán una gran alianza de todas las fuerzas opositoras al PRI, y con ello entrarán a la guarida del dinosaurio para acabar con él.

Anaya, el triunfador

Sin duda el gran triunfador de esta elección fue el presidente del PAN, Ricardo Anaya, no sólo porque su partido ganó siete de las 12 gubernaturas, sino también porque ganaron las alianzas que él impulsó y sus candidatos, como es el caso de Durango, donde José Rosas Aispuro obtuvo el triunfo, a quien le había prometido la candidatura desde que le cedió el paso a Roberto Gil como presidente del Senado.

Como se esperaba, el gobernador Rafael Moreno Valle ganó en su estado, y de las dos entidades donde tiene influencia ganó en Veracruz, con Miguel Ángel Yunes Linares, y perdió en Oaxaca, con José Antonio Estefan Garfias.

Otro de los grupos importantes del PAN, el del expresidente Felipe Calderón que impulsó a dos candidatos, logró el triunfo en Aguascalientes, con Martín Orozco, y perdió en Tlaxcala, con Adriana Dávila.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Saber la verdad
En el aire
Subdesarrollo y primitivismo