Opinión

Lucha de frases

04 septiembre 2017 5:0
 
1
 

 

Narro

Uno. No está de moda: pero por décadas partió plaza la marxista fórmula de “La lucha de clases” como motor de la historia.

Dos. Lo que sí está de moda, es la fraseología que día a día va inspirando, ora la contienda por el Gobierno del Distrito Federal, ya la de la Presidencia de la República.

Tres. Cascada de frases que nos hacen pensar en una estirpe de fraseólogos (condición que no alcanza Vicente Fox).

Cuatro. Tenemos fraseólogos históricos y contemporáneos. Voluntarios e involuntarios.

Cinco. Entre los históricos, parece llevarse la palma el expresidente Ruiz Cortines.

Seis. Va una muestra: “Venir a Veracruz, bañarse en el mar, tomarse un café en La Parroquia, fumarse un puro en La Prueba y hasta lo cabrón se quita”.

Siete. Claro, sobre Veracruz no había pasado Javier Duarte, el Atila del Erario, de la nueva generación de priistas; el mar de Veracruz no conocía la humillación de la basura; sobre los magníficos puros veracruzanos nada tengo que decir; y lo cabrón todavía se revestía de formas y elegancia.

Ocho. Suyas son, también, dos frases ligadas al final del reinado sexenal. Primera: “Los únicos principios que limitan el poder presidencial son el término sexenal y su sentido de responsabilidad”.

Nueve. La segunda frase, reza: “En las cosas de la patria, hay que poner amor patrio, nunca amor propio”. Frase que haría bien en leer Enrique Peña Nieto (la desatada publicidad de su quino informe, no sólo es un dechado de chabacanería, sino que despierta fuere olor al soviético Culto de la Personalidad).

Diez. Publicidad chabacana, soviética e ilógica. Se nos dice que el Ejecutivo visita la construcción del nuevo aeropuerto. Aquí entrevista a una trabajadora. ¿Trabajadora? ¡No! Resulta que el padre es ingeniero civil y, si no cortan el “spot”, la madre fanática de la arquitectura.

Once. De Ruiz Cortines son, también, en rápido repaso: “Marcha hacia el mar”, “Sin prisa pero sin pausa”, etcétera. Sabiduría de jugador añejo de dominó.

Doce. Para la fraseología contemporánea, va a ser difícil arrebatarles los primeros lugares a los de Morena.

Trece. Todo a causa del supremo lío de una de las encuestas, una más, de Morena. Profiere Monreal: no soy el caballo de Troya de Morena. Profiere Sheinbaum: Ricardo, hay que saber perder y sin chantajes.

Catorce. De última hora. “Un pajarito me dijo que ganará el PRI en 2018”. Frase atribuida a mi amigo José Narro, secretario de Salud.Extracto, lea la versión completa en: www.elfinanciero.com.mx.

También te puede interesar:
Ciudad ofendida
¿Para qué hacerse bolas?
Nostalgia política