Opinión

Los tres contendientes
de 2018

 
1
 

 

Los tres contendientes. (Especial)

El panorama político de 2018 parece definirse gradualmente, al menos en lo que toca a las fuerzas políticas que habrán de contender seriamente por la presidencia de la República y por más de tres mil puestos de elección popular.

En las últimas dos a tres semanas ha crecido sensiblemente la probabilidad de que el Frente Ciudadano por México, integrado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, pueda convertirse en una coalición o alianza que lance un candidato único a la presidencia y a los demás puestos.

La salida del PRD de grupos de opositores al Frente, así como el control que Ricardo Anaya tiene sobre la estructura panista y la alianza que ambas fuerzas han conseguido con Movimiento Ciudadano, han incrementado la probabilidad, aunque todavía no es algo seguro.

Las otras dos fuerzas que contenderían son el PRI y sus aliados, es decir, el PVEM, Panal y probablemente el PES; y desde luego Morena y el PT, respaldando a López Obrador, el único seguro en la boleta.

También es probable que haya candidatos independientes, tal vez dos o tres, pero que pesarán muy poco.

La mayor parte de las encuestas de intención de voto a nivel nacional realizadas en domicilio (las telefónicas tienen sesgo) muestran que el Frente resulta competitivo si sólo se consideran siglas.

Pero, cuando se mencionan personas, entonces la ventaja de AMLO vuelve a resultar significativa, pues le agrega votos a Morena.

Por ejemplo, en la encuesta de Consulta Mitofsky levantada entre el 18 y 20 de agosto, Morena tiene 26.5 por ciento de las preferencias netas (excluyendo los que no revelaron preferencia). En contraste, en los escenarios que la propia encuesta revela, el porcentaje más bajo de preferencias netas para AMLO es de 35.6 por ciento. Es decir, la ‘marca’ AMLO le da un extra de 9.1 puntos a Morena.

El impacto que pueda tener la Coalición del PAN-PRD-MC es aún incierto y dependerá del candidato. Supongamos que atrajera 75 por ciento de los votos que van a favor del PRD y del PAN (por el porcentaje que está en desacuerdo con la alianza) y 100 por ciento de MC, en este caso, sobre la base de los resultados de la encuesta citada, obtendría 29.7 por ciento de las preferencias netas.

Para pelear el liderazgo a AMLO se requiere un personaje que al menos agregue cinco a seis puntos al Frente.

En el caso del PRI y sus aliados, la suma de sus votos (suponiendo el 100 por ciento de los que tienen en lo individual) le alcanza para 28.8 por ciento de la votación neta.

Pero, por ahora, todos los nombres que se prueban en las encuestas (los mencionados por Gamboa) alcanzan de 19 a 22 puntos, según el careo que se realice.

Hoy, todos los aspirantes le restan de seis a nueve puntos al PRI y sus aliados, y se requiere que, en lugar de restarle, le agreguen de cinco a seis puntos para ser competitivos.

La dinámica política de los siguientes meses dependerá de que el Frente se convierta en alianza o coalición electoral y de la selección de su abanderado. Y, desde luego, de la selección del candidato del PRI y de la capacidad que haya para hacerlo remontar.

Y, desde luego, será clave la habilidad de AMLO para mantener la intención de voto que hoy tiene y que por lo pronto lo coloca en la delantera. Sus experiencias previas han sido dispares: en 2006 perdió puntos en la campaña y en 2012 avanzó, aunque no lo suficiente para ganar.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El freno económico que viene
AMLO, el reporte de Citi
JPMorgan: El contraste de AMLO y Meade