Opinión

Los que deben pedir perdón

Ayer en la asamblea del Consejo Nacional Agropecuario una señora le exigió a gritos al presidente Peña Nieto que pidiera perdón por los 43 muertos o desaparecidos de Ayotzinapa. Se trata de una demanda absurda y fuera de lugar.

Hay muchos motivos para que esta administración corrija el rumbo porque los resultados han sido malos, pero no tiene pies ni cabeza que pida perdón por los desaparecidos de Ayotzinapa.

Es como pedirle a Felipe González que se disculpe por los asesinatos de la banda terrorista ETA durante su gobierno en España.

Hay responsabilidad del actual gobierno en la mala situación económica, pues nos endeudamos más, no crecemos, el salario alcanza para menos, hay más pobres, pagamos más impuestos y la gran mayoría de la población piensa que le va a ir peor el próximo año.

Hay responsabilidad del gobierno en el clima de inseguridad existente en el país, al haber bajado la guardia en el combate a la delincuencia.

Pero, ¿pedir perdón por los desaparecidos de Ayotzinapa?

Dirigentes de la escuela Isidro Burgos mandaron a estudiantes de primer ingreso a Iguala, a más de 200 kilómetros de Ayotzinapa, en autobuses robados, a boicotear el evento de una aspirante a la alcaldía, que a la vez era cabeza de una banda criminal.

¿Peña Nieto tiene que pedir perdón por ello?

Los dirigentes de la normal de Ayotzinapa tienen vínculos con el grupo criminal Los Rojos, y con la guerrilla que opera en una parte del estado de Guerrero.

¿Quién debe pedir perdón? Los líderes de Ayotzinapa que mandaron a esos jóvenes al matadero. Son unos criminales.

A los normalistas los secuestraron y asesinaron sicarios del cártel Guerreros Unidos, que formaban un conglomerado criminal con el alcalde de Iguala, su esposa y sus hermanos. Ese alcalde fue candidato de tres partidos, a pesar de ser conocidos sus lazos con grupos delictivos.

Quienes tienen que pedir perdón son los que hicieron candidato a Abarca, no obstante que no tenía el consenso para obtener la nominación por la alianza PRD-PT-MC. ¿Abarca compró la candidatura? ¿Qué otras candidaturas financió?

Vimos a Abarca y a su esposa abrazados con López Obrador, y en el templete de la manifestación el exaspirante presidencial pidió apoyar a Abarca para ser candidato a la alcaldía. De eso, ¿tiene la culpa Peña Nieto?

Al finalizar el mitin dos personas se le acercaron a López Obrador para pedirle que reconsiderara su apoyo a Abarca, le entregaron documentos y no hizo caso. Semanas después uno de los que le hizo la petición, Justino Carvajal Salgado, apareció muerto.

Sí hay quienes tienen que pedir perdón por la tragedia de Iguala, y no es Peña Nieto.

Deben pedir perdón los dirigentes de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa, y luego tienen que ser procesados porque abusaron de estudiantes de primer ingreso al mandarlos a robar camiones y luego llevarlos a Iguala a la boca del lobo de Guerreros Unidos, a enfrentarse con ellos.

Tienen que pedir perdón los que apoyaron a Abarca, los que lo hicieron candidato, los que recibieron dinero de su parte para hacer campaña. Ellos, no Peña Nieto, son los culpables de la tragedia.

Estelas

Por vacaciones, esta columna regresa el primer lunes de enero. Felicidades a cada uno de ustedes.

Twitter: @PabloHiriart