Opinión

Los problemas financieros que
vendrán en 2017

 
1
 

 

ME. Los problemas financieros que vendrán en 2017.

Si usted piensa que tenemos problemas en 2016, espérese a que lleguemos a 2017, por lo menos en las finanzas públicas.

Aunque el gobierno ha tenido por norma buscar año con año coberturas petroleras, el panorama que ahora se ofrece hará muy complicado conseguir una buena protección para el próximo año.

Los ingresos de 2016 se vieron protegidos por el hecho de que los funcionarios de Hacienda supieron aprovechar una ventana de oportunidad para asegurar los ingresos cuando los crudos marcadores, como el Brent, se encontraban todavía en niveles de poco menos de 70 dólares por barril a mediados del año pasado.

En ese contexto todavía hubo quien aceptó negociar coberturas a un promedio de 49 dólares por barril.

Como le comentamos hace un par de días, descontando su costo por 17 mil millones de pesos, las coberturas de este año bien podrían dar un ingreso extraordinario de alrededor de 90 mil millones de pesos para el gobierno. Debe subrayarse, sin embargo, que estos recursos no le llegarán a Pemex.

El otro factor de mitigación del que también le hemos hablado en este espacio son los remanentes de operación del Banxico. Se estima que éstos podrían rebasar los 300 mil millones de pesos.

Sin embargo, por ley –tras la modificación del año pasado– 70 por ciento de esta suma deberá canalizarse a la amortización de deuda pública. Sin embargo, podría quedar una diferencia de alrededor de 90 mil millones para ser usada en financiar los faltantes.

Es muy complicado anticipar el comportamiento del precio del petróleo para un plazo de dos años pues hay múltiples factores que inciden sobre él, no sólo los económicos.

Sin embargo, con los elementos que existen ahora, se ve complicado que pueda haber un nivel como el que existía hace un par de años.

Así que en 2017 los ingresos petroleros del gobierno van a seguir débiles y es probable que el IEPS derivado de las gasolinas sea menor a los 209 mil 386 millones que se presupuestaron para este año.

Todo esto lleva a la conclusión de que el próximo año podría ser bastante más complicado que 2016 para las finanzas públicas.

Por esa razón, pareciera que se va a repetir la historia del año pasado y se anunciará anticipadamente un recorte en el Presupuesto del próximo año, de acuerdo a lo que han anticipado el secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México.

Creo que el ajuste va a tener tres dimensiones que se van a plantear secuencialmente.

1.– El anuncio de un programa para hacer eficiente la operación de Pemex, a la par de una capitalización de la empresa por parte del gobierno federal.

2.– El anticipo de un recorte adicional preventivo al gasto público para 2017, al menos de decenas de miles de millones de pesos o quizás incluso del orden de 100 mil millones.

3.– La definición del monto de los remanentes de operación del Banxico que se aplicarán a la reducción de la deuda pública, lo que implicaría una cancelación de más de 200 mil millones de pesos de pasivos.

Con estos anuncios, se pretende que los mercados financieros perciban a México como una economía diferente a la de los mercados emergentes. ¿Se logrará?

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Detrás de los cambios del gabinete
¿Debería haber otro recorte del gasto público?
Sobre advertencia no hay engaño