Opinión

Los manoseados Centros Integralmente Planeados

1
 

 

Huatulco

Un día antes de Navidad la Secretaría de Turismo, a cargo de Enrique de la Madrid, envió una tarjeta que contenía información preliminar sobre la cantidad de turistas que habían llegado a los destinos del país que registraban “un número significativo” durante la primera semana del periodo vacacional de invierno 2016.

Así, Cancún, con 38 mil 204 habitaciones vendidas, reportaba 82 por ciento de ocupación hotelera; Ixtapa-Zihuatanejo, 73 por ciento, con cinco mil 70 cuartos; ‘Nayarit’, 78 por ciento, con 10 mil 908; Huatulco, 64.5 por ciento, con dos mil 542; y Los Cabos, 73 por ciento, con 13 mil 53 habitaciones.

También incluyó a Sinaloa, aunque sin detallar sus niveles de ocupación; sólo señalaba que habían llegado 35 mil 35 turistas nacionales y cuatro mil 230 extranjeros.

Y, si bien esta tarjeta informativa daba una idea aproximada de lo que se querían comunicar -un buen arranque de las vacaciones invernales-, se vuelve imprecisa cuando de considerar destino turístico a una ciudad, brinca al darle el mismo rango a un estado.

Peor aún, la imprecisión se convierte en confusión cuando al final del texto advierte que la información “corresponde a los Centros Integralmente Planeados (CIP) administrados por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur)”, porque en Nayarit no hay ninguno de estos centros y el incipiente de Sinaloa –que existe más en el papel que en la realidad— no se llama ‘Sinaloa’.

Aunque la construcción de cinco CIP fue un proyecto que inició en la administración de Gustavo Díaz Ordaz, fue durante el gobierno de su sucesor, Luis Echeverría, que se construyeron cuatro: Cancún, Ixtapa, Los Cabos y Loreto (Baja California Sur); este último hasta la fecha es un fracaso. El quinto, Huatulco, se edificó en el sexenio de Miguel de la Madrid.

En los años siguientes, hubo otros proyectos llamados CIP, como los de Costa Maya, en Quintana Roo, y Palenque-Cascadas de Agua Azul, en Chiapas, que no han prosperado.

En el gobierno de Vicente Fox, el entonces director de Fonatur, John McCarthy, anunció la construcción de lo que sería el sexto CIP, ahora en Nayarit, el cual estaría dividido en tres predios separados y no en uno solo: Litibú, El Capomo y La Peñita. Sólo lograron arrancar el primero, pero sin las características de un verdadero CIP, donde hasta la fecha únicamente hay un hotel grande: el Iberostar Playa Mita y algunos condominios. Actualmente, más bien parece un gran fraccionamiento en construcción.

Terminado el sexenio de Fox, la siguiente administración de Fonatur degradó a Litibú y ya no lo catalogó como CIP, sino como un PTI (Proyecto Turístico Integral), algo más pequeño y menos ambicioso.

En septiembre de 2008, el presidente Felipe Calderón anunció la creación de un nuevo CIP en Sinaloa, con una superficie de dos mil 381 hectáreas, un poco más de lo que se destinó originalmente a la zona hotelera de Cancún; es decir, sería enorme.

Estaría en Teacapán, municipio de Escuinapa, y posteriormente sería bautizado como Playa Espíritu.

Pero tampoco ha pasado nada con este proyecto, Fonatur prácticamente está en quiebra y el CIP de Sinaloa casi en el olvido.

De manera que, hasta el momento, únicamente siguen habiendo los cinco CIP originales planeados hace más de cuarenta años.

Por esto es que cuando la Sectur informa de ocupación hotelera en el destino Nayarit, no puede referirse a Litibú –que no es un CIP, sino un PTI–, ya que ahí no hay 10 mil 908 cuartos hoteleros, por lo que suponemos que también incluye todos los demás destinos que existen en el corredor Riviera Nayarit, que prácticamente va desde Nuevo Vallarta hasta el puerto de San Blas, abarcando cientos de kilómetros donde también se encuentran San Pancho, Sayulita, Lo de Marcos, La Cruz de Huanacaxtle y, por supuesto, el más famoso y exclusivo de todos estos: Punta Mita, entre otros.

Lo mismo sucede con el destino Sinaloa, porque en el supuesto CIP Playa Espíritu apenas a mediados del año pasado iba a ser inaugurado el primer hotel, con sólo ¡53 habitaciones!, de acuerdo con una nota publicada por EL FINANCIERO, y obvio que ahí no caben los más de 39 mil turistas que reportaron en su tarjeta informativa.

Lo más probable es que también incluyeran la ocupación de Mazatlán y demás destinos sinaloenses.

El tema de los Centros Integralmente Planeados ha sido muy manoseado en las tres últimas administraciones federales, principalmente en las dos panistas, pero hoy en día en Sectur debería haber alguien que sepa que CIP sólo hay cinco y ninguno abarca estados completos.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
De logros, desánimos y frustraciones
Prudencia y mayor injerencia en el CPTM, piden empresarios para 2017
El cuatro veces secretario de Turismo de Guerrero