Opinión

Los gasolineros tienen la última palabra

  
1
  

  

gasolineros

Que nadie se confunda, a partir del 30 de noviembre del año pasado el precio de las gasolinas flota libremente en el país, y es decisión de los empresarios gasolineros si le suben o le bajan, no tienen que pedirle permiso a Hacienda ni mucho menos a su mismo monopólico proveedor, Pemex.

Ayer, y en un intento por disipar especulaciones, Pemex quiso marcar línea ante la amenaza de la Amegas, del controvertido tapatío Pablo González, grupo que representa a pequeños gasolineros del interior, muchos de ellos disidentes de la gran Onexpo, que comanda Roberto Díaz de León, de que se darían el permiso de subirle hasta 40 centavos al litro, pues Hacienda, que hoy comanda el exdirector de Pemex, José Antonio González Anaya, respaldó la postura de la petrolera como único suministrador de gasolinas en el país.

En noviembre, cuando Hacienda (entonces de Meade) decidió adelantar la liberalización completa en el país, que estaba planteada originalmente para el primer día de este año, prometió mantener el esquema de apertura gradual de los precios a través de un IEPS flexible, que serviría como una suerte de termostato (electoral).

Más tarde, as usual, la Comisión Reguladora de Energía, de Guillermo García Alcocer, salió a precisar que desde que se abrió el mercado el 30 de noviembre en todo el país, el precio promedio nacional de la Magna subió sólo 1.3 por ciento para ubicarse ayer en 16.13 pesos por litro.

Así, el primer encontronazo de gasolineros y gobierno en este esquema de precios libre, moderno y reformista, dejó ver las verdaderas intenciones de ambos frentes, y la pregunta queda en el aire: ¿el gobierno respetará la apertura que ellos mismos marcaron? Y si llegaste al final de este texto te dejo otra: ¿creará Hacienda otro mecanismo además del IEPS flexible para seguir influyendo en los precios de las gasolinas?

MARIPOSAS HUACHICOLERAS
Hablando de gasolinas. Para llegar al santuario de las Mariposas Monarca en Angangueo, Michoacán, es necesario atravesar una buena parte del municipio de Ocampo, y con ello, atender las múltiples ofertas de huachicol en letreros de “se vende gasolina y diecel (sic)” en tiendas de abarrotes y domicilios particulares.

Al santuario, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, vienen personas de todo el mundo cada año entre noviembre y marzo. ‘Qué chistosas gasolineras’, han de pensar quienes las miran. Aunque no da risa, pues en 2017 se aseguraron 364 tomas clandestinas en Michoacán, colocándose en el top ten nacional. Sin duda un tema vergonzoso que mezcla la belleza natural con el turismo y la delincuencia.

1
 

 

huachicol

A todos por igual, les deseo un feliz arranque de 2018.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
Lealtad petrolera, le llaman
Pemex se le quiere adelantar a AMLO
Ni te emociones con la apertura gasolinera, sólo tendrás más aditivos

Sign up for free