Opinión

Los dilemas de la Fed

1
 

 

Módulo especial Reserva Federal Fed. (Especial)

Las opiniones se encuentran divididas. Una encuesta realizada la semana pasada por el WSJ señala que 46 por ciento de los economistas interrogados considera que la Fed subirá las tasas hoy, mientras que el 54 por ciento restante cree que será en próximas reuniones.

En contraste, en la más reciente encuesta de Banamex, dos terceras partes de los economistas de nuestro país que fueron interrogados piensan que el próximo movimiento de las tasas ocurrirá este mes: hoy en Estados Unidos (EU) y el lunes en México.

¿Por qué no existe una opinión uniforme respecto a lo que hará la Fed?

La razón es que hay señales y argumentos en los dos sentidos, a favor del alza y en contra de ésta. Veamos algunas de las señales que hacen pensar que sí habrá alza.

1.- La creación de empleos en la economía norteamericana se ha mantenido robusta y el promedio de los últimos tres meses es de 221 mil nuevos empleos generados. Este hecho coincide con una tasa de desempleo de 5.1 por ciento en agosto, la más baja desde abril de 2008.

2.- El crecimiento de la economía en el segundo trimestre del año se revisó a 3.7 por ciento y las exportaciones de bienes a una tasa de 6.5 por ciento después de una caída de 11.7 por ciento en el primer trimestre. Esto también da la imagen de una actividad económica robusta.

3.- Existen algunos integrantes del Comité de Mercado Abierto de la Fed que quieren quitar el factor de estrés e incertidumbre e iniciar ya el alza de manera muy gradual.

Veamos ahora algunos argumentos para no incrementarlas.

1.- Pese al crecimiento de Estados Unidos, hay una situación de volatilidad financiera internacional y una amenaza de un menor crecimiento a nivel global, especialmente por el cuadro en China. Ambos factores podrían empeorar si las tasas empiezan a subir.

2.- La inflación en Estados Unidos está lejos de ser una amenaza. El índice de precios al consumidor de agosto bajó 0.1 por ciento respecto al de julio y a tasa anual el incremento es de apenas 0.2 por ciento.

3.- Los indicadores económicos siguen dando señales opuestas. Apenas esta semana la producción industrial de agosto reportó una caída de 0.4 por ciento respecto al mes previo y la manufactura de 0.5 por ciento. Al haber signos encontrados puede anticiparse que probablemente no haya consenso entre los 12 integrantes del Comité que hoy deciden. En la reunión de julio la votación fue unánime, lo que todo indica que no sucederá hoy.

Me inclino a pensar que sí habrá un aumento de un cuarto de punto en las tasas y que el texto del comunicado, así como lo que dirá Yellen en la conferencia de prensa que dará, dejarán claro que las alzas posteriores serán muy graduales y dependerán de los factores que preocupan a los que se han opuesto al incremento. De esta manera se podría responder a las dos clases de preocupaciones.

Como le comentamos el martes en este espacio, lo relevante no es la decisión puntual sino el ciclo que se habrá de iniciar. Si queda claro el mensaje de alzas muy cautelosas y graduales, se podría minimizar el riesgo de una decisión prematura, al tiempo que se quita presión e incertidumbre a los mercados.

Veremos.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El fin de la ‘normalidad’ financiera
Cuando la percepción se aleja de la realidad
Una ‘sorpresa’ de 200 mil millones