Opinión

Los desafíos de Enrique Ochoa

 
1
 

 

Los desafíos de Enrique Ochoa.

Con que Enrique Ochoa haga efectiva la mitad de los objetivos que se trazó ayer al tomar protesta como nuevo presidente del PRI, hará un cambio radical en el partido en el gobierno.

Le destaco algunos de los puntos señalados en el discurso inaugural de Ochoa y sus implicaciones.

1- El fracaso de la comunicación. Ayer reafirmó que uno de los problemas centrales que tiene tanto el PRI como el gobierno, es que han sido incapaces de comunicar –y en muchos casos de entender– las reformas emprendidas. Si logra conseguir que el PRI y el gobierno entiendan y expliquen mejor el proyecto de esta administración, ya harán un cambio de fondo.

2- No será un partido que ‘esconda’ al presidente. Ochoa tomará el riesgo de convertir los resultados del gobierno del presidente Peña Nieto en una de las banderas del PRI, contrariamente a muchos priistas que planteaban evitar la referencia a Peña por considerar que el descenso en sus niveles de popularidad los afectaba negativamente. Lo hizo desde ayer mismo, con múltiples referencias al balance de la administración actual, comparándola con las de Fox y Calderón.

3- Será un partido que polemice y discuta. Seguramente, el estilo de Ochoa, que ayer mismo entabló polémica y controversia, va a ser el que se requiera y la selección de algunos de los colaboradores va a estar en función de esa capacidad, de entender y comunicar.

4- El combate a la corrupción será una de las banderas fundamentales del nuevo líder del PRI. Sería el mundo al revés ver al PRI demandar la fiscalización o la destitución de algún gobernador del PRI, pero eso fue exactamente lo que planteó Ochoa, que además propuso la creación de una Comisión Anticorrupción interna. En los comentarios que llegaban durante la transmisión en redes sociales del discurso hubo una advertencia: cuidado que se van a quedar sin militantes. Broma o no, refleja el tamaño del reto.

5- La 3de3. Después de que en esta misma semana, según lo ofreció, Enrique Ochoa presente su declaración 3de3, va a haber una fuerte presión para que el resto de la estructura priista lo haga. Así no haya quedado formalizado en la ley, creo que en la práctica, se va a señalar cada vez más a quien no haga esa declaración.

6- Afianzará la relación con el gobierno. Seguramente va a generar más de una incomodidad entre funcionarios a los que va a demandar que dialoguen con la estructura regional del PRI, pero no le queda otra, pues tiene poco tiempo para legitimarse y reconstruir un partido que quedó en la lona tras la elección de junio.

Curiosamente, Ochoa propuso lineamientos para construir un partido moderno en medio de los rituales y estilos de un partido arcaico, con porras y matracas.

Los rostros de múltiples personajes, con décadas (en algunos casos bastantes) de recorrido en puestos partidistas o públicos, contrastaba con las frecuentes referencias a los jóvenes. O la presencia masculina dominante con la propuesta de que establecerá órganos de dirección con paridad de género.

Ochoa seguramente sabe en la que se metió y es consciente de su desafío.

Veremos la profundidad de la transformación que logra con otra que sería de facto una más de las reformas estructurales de este gobierno.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar

Las ventas retoman su vuelo

¿Por qué Enrique Ochoa?

Polvos de los mismos lodos