Opinión

Los ciudadanos exigimos a los candidatos

31 marzo 2017 5:0
 
1
 

 

ME. Esfuerzos anticorrupción en México carecen de urgencia.

En relación al ya cercano proceso electoral para conquistar la Presidencia de la República, los ciudadanos debemos superar la etapa de meros receptores de información para entrar a una nueva tipificada por la exigencia de aquello que consideramos vital para el sano desarrollo del país.

Estas son las 10 exigencias que ha propuesto Sociedad en Movimiento, mismas que pueden ser enriquecidas por los votantes. La carta compromiso que firmaría el candidato contendría la siguiente:

En mi carácter de candidato del Partido ------XXXXX----- y en caso de ser electo Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, me distinguiré por mis acciones eficaces y decididas para reducir y controlar el fenómeno de la corrupción, que “ha dañado nuestra democracia, que ha lastrado nuestra economía y ha profundizado la desigualdad social, que ha incrementado la violencia y que ha minado la confianza en la instituciones”.

Consciente de que frente a los desafíos que el país enfrenta la mejor manera de salvaguardar la soberanía y el interés nacional consiste en fortalecer el Estado de derecho, defenderé y promoveré con todos los medios a mi alcance la reforma constitucional que creó el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) en el mes de mayo del 2015.

Más aún, mi gobierno se distinguirá por la eficaz puesta en marcha del Sistema Nacional Anticorrupción, con todas las leyes primarias y secundarias, programas, presupuestos e instrumentos operativos que requiera, iniciando una nueva era en materia de responsabilidades administrativas de los servidores públicos, en beneficio de todos los mexicanos.

Como muestra de buena voluntad manifiesto que simpatizo y acepto los planteamientos que en materia de combate a la corrupción me presentan las organizaciones y personas físicas mexicanas representadas por la organización civil Sociedad en Movimiento, acatando los diez principios del Código Ciudadano Anticorrupción promovido por dicha organización, que en seguida se enuncian:

1. Construiré una ciudadana activa y participativa.
Promoveré un cambio cultural y educativo que fomente una ciudadanía activa y opuesta a todo acto de corrupción, fortaleciendo la participación activa de los ciudadanos mexicanos en todos los frentes e instancias, mediante la creación eficaz y oportuna de los procesos, mecanismos, sistemas, normas, leyes, organismos e instituciones que resulten necesarios para tales efectos.

2. Gobernaré para servir al bien común.
Mi gobierno se distinguirá por su eficacia en la implantación de procedimientos de prevención, investigación y sanción de actos de corrupción, para edificar una sociedad donde impere la justicia social y donde los impuestos de los ciudadanos se administren en forma honesta, eficiente y oportuna.

3. Permaneceré abierto al diálogo respetuoso.
Como representante y mandatario de los ciudadanos me obligo a abrir todos los canales a mi alcance para fomentar la comunicación respetuosa y el diálogo incluyente, dando seguimiento eficaz a la voz y al sentir de mis mandantes, tanto los que habitan en México como quienes se encuentran en otro país.

4. Fortaleceré a toda costa nuestro Estado de derecho.
Acataré mi mandato, que consiste en defender el Estado de derecho y la aplicación de las leyes con igualdad, vigor, agilidad y eficacia, combatiendo con decisión y audacia todo sistema criminal organizado y todo acto delincuencial. Para este efecto buscaré la reforma sustancial de los cuerpos policiacos, ministerios públicos y sistemas de procuración de justicia.

5. Buscaré celosamente que gobiernen y administren los mejores.
Incluiré en mi gobierno a quienes demuestren la mayor competencia, preparación, honestidad y compromiso para ejercer cada una de las funciones públicas.

6. Combatiré con firmeza todo acto de corrupción.
Vigilaré y auditaré con eficacia el buen uso de los recursos públicos, poniendo todos los medios a mi alcance para castigar con todo el rigor de la ley a todo servidor público que traicione la confianza de la ciudadanía con actos de corrupción.

7. Defenderé los principios universales de convivencia.
Mis actos de gobierno y administrativos se enmarcarán en principios sólidos de justicia, respeto a la dignidad de las personas y a la vida humana, solidaridad con los débiles o excluidos, así como no intervenir injustificadamente en todo aquello que nuestros mandantes puedan hacer por sí mismos

8. Rendiré cuentas en forma oportuna y transparente.
Lucharé para que todos mis mandantes estén enterados de cada una de mis decisiones, inversiones, gastos, proyectos y resultados, empleando para ello lo más avanzado en sistemas y procesos, informática, redes públicas y medios de información. En señal de buena voluntad estoy dispuestos a informar y a que se investigue el origen y la naturaleza de mi patrimonio personal, antes de las elecciones y al término de mi mandato.

9. Representaré a todos los ciudadanos mexicanos.
Renuncio a sujetarme a intereses oscuros, partidistas o de grupo, ya que mis mandantes son todos los ciudadanos de la nación mexicana, vivan o no en el territorio nacional, sin distinción alguna. Buscaré representar con particular esmero y eficacia a los grupos vulnerables de la población, especialmente a los marginados o excluidos, a los migrantes y a nuestros pueblos indígenas originarios.

10. Lucharé por el cuidado y preservación de nuestra casa común.
Me comprometo a vigilar y cuidar, con todos los medios a mi alcance, la preservación de nuestros recursos naturales y la biodiversidad, combatiendo y castigando con rigor todas las fuentes de contaminación.

Nlombre y firma del candidato

`````````````````````

La firma de este documento no es suficiente, la ciudadanía debe vigilar su cabal cumplimiento durante toda la gestión del Presidente electo.

Mañana será otro día.

El autor es presidente de Sociedad en Movimiento.

También te puede interesar:

¿Qué país queremos?

Josefina

Jacinta, Alberta y Teresa, tres indígenas víctimas de la injusticia