Opinión

Los Certificados de Energías Limpias,
¿héroes o villanos?

 
1
 

 

CFE se separa en 10 subsidiarias

A partir de la reforma energética, los usuarios que demanden más de 3MW podrán contratar el suministro de energía eléctrica con la CFE o con cualquier suministrador privado, calificado para tal fin. También se han creado algunos incentivos para fomentar la generación de electricidad, a partir de fuentes limpias, ya que para 2024 el 35 por ciento de la energía eléctrica consumida en México deberá provenir de fuentes limpias.

A la par, se han definido algunas regulaciones para dar cumplimiento a este mandato. Un mecanismo que será implementado en México son los Certificados de Energías Limpias (CEL). Un CEL equivale a la generación de 1MWh de energía a partir de una fuente limpia y será la CRE quien acredite a los generadores que cumplan con esta disposición.

La implementación implicará, para los usuarios calificados, que por lo menos 25 por ciento de la energía eléctrica que consumen provenga de fuentes limpias para 2018 y por lo menos 35 por ciento para 2024, lo que propiciará que busquen el suministro de generadores acreditados. En caso de que esto no sea cumplido, los usuarios deberán comprar los CEL que sean necesarios para compensar la energía eléctrica consumida que no se hubiera generado a partir de fuentes limpias.

Sin embargo, existen diversas empresas que han invertido en la infraestructura para generar su propia energía eléctrica, que no necesariamente proviene de fuentes limpias. Esto podría afectar la competitividad de estas organizaciones en virtud de que tendrán que comprar CEL o buscar suministradores acreditados que les provean de energía eléctrica generada a partir de fuentes limpias. En cualquiera de las dos alternativas incurrirían en costos adicionales que afectarían su competitividad, sobre todo, ante competidores internacionales que no están sujetos a la misma regulación. Sin duda, es un tema que se debe analizar con mucho detenimiento.

El autor es director nacional de los programas en administración energética.

Correo: ozavaleta@itesm.mx

También te puede interesar:
La reforma energética, un compromiso con la sustentabilidad medio ambiental
Reforma energética, oportunidad para inversionistas institucionales
La reforma energética, una ventana al desarrollo