Opinión

Los bancos también deben

 
1
 

 

Cajero automático de Santander. (Eladio Ortíz)

El cobro del impuesto predial es uno de los principales mandatos de los municipios del país para obtener recursos y financiar sus gastos o, mejor aún, obra pública en beneficio de sus gobernados. Pero esto parece que lo han tomado muy en serio algunos ayuntamientos.

Un ejemplo es el municipio de Mexicali, que dirige Jaime Rafael Díaz Ochoa, quien, sin más, publicó en medios nacionales un desplegado con la lista de las instituciones financieras que adeudan impuesto predial a los mexicalenses.

Así, el edil menciona igual a los principales bancos del país que no han pagado a otros bancos que se encuentran desde el Fobaproa en proceso de quiebra, así como a intermediarios financieros que ya ni operan y que obviamente no le pagarán jamás.

Destaca en esa lista Scotiabank Inverlat, que debe más de 7.5 millones de pesos y, según la lista, corresponden a mil 819 predios con adeudo.

En este banco recién hicieron un ajuste en estructura, e incluso desaparecieron direcciones como la de comunicaciones, por lo que podría pensarse que atraviesan dificultades financieras, pero todo indica no es así, pues de tener una eficiente agencia externa en donde participaban pioneros de la comunicación bancaria, decidieron ya no tener una ¡sino dos! agencias que hagan lo mismo, por lo que hay recursos.

El Grupo Financiero Santander debe casi nueve millones de pesos, sobre todo porque integran el adeudo de Banco Mexicano y Banca Serfín, así como el de Santander, que forman parte de 677 predios con adeudo.

Con Banorte pasa igual que con Santander, quienes suman adeudos de bancos como Banoro y Bancrecer que se integraron al grupo. En total son más de ocho millones de pesos de 365 predios.

Le sigue con más adeudos BBVA Bancomer con 4.8 millones de pesos, y Deutsche Bank México con más de 4.4 millones de pesos. Lo raro es que marca que corresponden a 742 predios.

HSBC México debe sólo un millón de pesos de 121 predios y Banamex 1.2 millones de pesos de 37 predios. El banco que menos debe es Monex con 111 mil pesos. De los intermediarios se encuentra Hipotecaria Su Casita, Casa Mexicana y Crédito y Casa.

Pero no sólo en ese municipio buscan incrementar su recaudación. Sólo hay que ver el municipio de Naucalpan, Estado de México, que procedió a clausurar sucursales de BBVA Bancomer por temas de protección civil.

Si bien es positivo que se enfoquen en cobrar lo que se les debe, sólo un pequeño datito: en el caso de Mexicali, fue uno de los municipios de ese estado que más creció su deuda pública en la administración actual.

Según datos de la Secretaría de Hacienda, en el primer trimestre de 2013 tenía una deuda de 966 millones de pesos y en el mismo periodo de este año ya suman más de mil 118 millones de pesos. En Naucalpan la deuda pública que se ha acumulado de la administración pasada rebasa los tres mil millones y hoy hacen todo por obtener recursos. Así que no es de extrañar que más instituciones sean revisadas.

* * *

Y en el otro lado de la moneda, una quiebra anunciada era la de la empresa Oceanografía, por la cual Banamex inició un proceso importante de transformación ya hace dos años, la cual incluyó la salida de directivos y forma de operar de diversas áreas.

El caso de Oceanografía hizo que el banco registrara cuentas por cobrar por poco más de cinco mil 234 millones de pesos.

Si bien es cierto que siempre se puede intentar —aunque hayan quebrantado los créditos y recuperar algo—, desde hace mucho trasladaron el manejo legal del asunto a Miami y a Nueva York al área legal de Citi para América Latina, a cargo de Samuel Libnic, quien ha estado en el centro del debate por otros temas en la región. El llevar la estrategia legal fuera del país quizás sea un factor que en el futuro impida que se adopte el mejor camino para recuperar algo de lo perdido, ya que no se conoce del todo al sistema legal mexicano. Ya son dos años del caso y lo que falta. Por lo pronto, la moneda sigue en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus

También te puede interesar:
Brasil, ¿ejemplo para México?
La lucha bancaria por competir e innovar
¿Demanda colectiva contra bancos y Afore?