Opinión

Los bancos se ríen
de Cofece y del usuario

Bueno, eso es al menos lo que uno supone tras la entrega del primer trabajo de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre el sistema financiero, luego de seis meses de análisis de todo el sector. De acuerdo a los comisionados de ese organismo regulador, el tiempo para entregar este estudio “fue escaso”, además de que sólo permitió hacer 36 recomendaciones a las autoridades e instituciones, que no son obligatorias de cumplir por nadie.

¿Por qué uno se imagina que se ríen los bancos de este informe? Pues porque hasta hace unos meses realmente los grandes bancos estaban preocupados por lo que se diría de ellos, luego del antecedente en el sector de telecomunicaciones. Ahora, con las recomendaciones en mano, que corresponde aplicar en su mayoría a las autoridades de cada sector, sólo sonríen y respiran aliviados.

Claro que para no hacerle el feo a este “estudio”, la Asociación de Bancos de México instaló un grupo especial de trabajo integrado por todas las instituciones y áreas para analizar, según comentaron los que fueron convocados, “con toda la seriedad” las implicaciones del estudio y ver qué harán para mejorar la competencia.

En corto, autoridades, instituciones y especialistas, coinciden que si bien hay apuntes interesantes, el informe no revela nada nuevo. No cambian las reglas del juego en el sector financiero y no se moverá nada, salvo que en unos meses la Cofece dé la sorpresa de que el estudio originó investigaciones, por ejemplo, por prácticas anticompetitivas o de colusión entre entidades.

Por lo pronto, los bancos salieron bien librados.

En el mismo día que se presentó el estudio, también se puso en marcha el Buró de Entidades Financieras de la Condusef, portal que a una semana de operación, ni los mismos bancos parecían haberse dado cuenta de que ya está disponible. El buró tiene el gran reto de que sea usado y genere así competencia y movilidad entre los usuarios.

Bicentenario avanza

Aunque aún los 500 socios que tiene el Banco Bicentenario no se ponen del todo de acuerdo para ver cuándo y cuánto más inyectarán al banco (hay que recordar que la autoridad pidió alrededor de 200 millones de pesos y les restan depositar algo así como 150 millones de pesos de capital nuevo), la semana pasada sí entregaron a las autoridades el plan de trabajo que pondrán en marcha para no volver a caer en “alertas tempranas”.

El programa de trabajo no sabemos aún si incluirá la modificación al plan de negocios del banco, ya que como se comentó la semana pasada en este espacio, empresarios invitados a participar declinaron ser socios, precisamente por lo endeble del plan de negocios y que es también parte del problema de este banco que tiene como origen una unión de crédito. Para esta institución financiera, la moneda sigue en el aire.

Twitter: @JLeyvaReus