Opinión

Los 20, ¿década perdida en las finanzas personales?

 
1
 

 

veinteañeros

Los jóvenes de hoy enfrentan circunstancias muy diferentes a sus padres y abuelos, pues si antes iniciaban la independencia a temprana edad, ahora hay quienes están tomando consciencia de las finanzas personales después de los 30 años, y esto tiene importantes consecuencias que deben incorporarse a la planeación de vida.

La psicóloga Meg Jay en el libro The Defining Decade: Why Your Twenties Matter, And How to Make the Most of Them Now considera un error pensar en los 30 como los nuevos 20 y más bien se trata de adultos que no quieren reconocer su crecimiento.

Algunos los llaman en Estados Unidos twixters o kidults. Concluye que culturalmente hemos etiquetado como una trivialidad lo que en realidad es una década crucial en la adultez.

En la parte financiera, Meg Jay afirma que los primeros 10 años de una carrera tienen un impacto exponencial sobre la cantidad de dinero a ganar.

Postergar las acciones provoca una enorme presión sobre asuntos como empezar a ejercer una profesión, elegir una ciudad, comprometerte con una pareja, o tener dos o tres hijos en un periodo de tiempo mucho más corto. Advierte que en ocasiones estas decisiones son incompatibles. Las investigaciones muestran que es más difícil y estresante hacer todo de una vez a los 30.

Apuntemos diversas consecuencias a tomar en cuenta:

1.- El ciclo de vida se retrasa y los hijos llegan a finales de los treinta o principios de los cuarenta, generando que el esfuerzo laboral se alargue por las obligaciones de casa.

2.- Aunque hay honrosas excepciones, iniciar la experiencia financiera más tarde lleva por lo regular al hedonismo y el desborde del gasto. Se olvida la construcción de un patrimonio.

3.- Al preferir el consumo presente, la alta posibilidad de tener puestos sin prestaciones y la insuficiente aportación a las Afore, conduce a un menor monto para la jubilación, lo cual refuerza la idea de que deberán trabajar un mayor lapso.

4.- Dejemos de pensar en los 20 como un tiempo perdido, porque aun cuando no se de la independencia financiera, sí es posible sumar en capital humano a través de la especialización, la capacitación en áreas específicas y la experiencia laboral.

Contar con unos 20 bien aprovechados permite potencializar la siguiente década y que en los años de productividad se cosechen logros que den márgenes de maniobra económica.

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
​¿Problemas? Deshazte de tu herencia financiera
¿Es válido especular en las finanzas personales?
Bitcoin, ¿buena opción de inversión en las finanzas personales?