Opinión

Lo que parece

 
1
 

 

Emilio Gamboa Patrón.

Mienten los que afirman que Gil resbaló con una cáscara de Glenfiddich 15 y que por esa razón no apareció publicada el día de ayer esta página del Fondo. Es verdad, en cambio, que Gamés sufrió una confusión mental donde el primero de mayo era 2 de mayo y el 2, primero. Y así, Gilga fabricó un día de asueto donde no existía descanso ni molicie.

Con la ayuda desinteresada de su amigo Perogrullo, Gil pensaba que a veces las cosas son lo que parecen. Así pensó Gilga cuando leyó en su periódico Reforma la noticia de que el Senado cerró su periodo ordinario de sesiones sin legislar tres temas importantes de la agenda: las leyes secundarias en materia de corrupción, el Mando Único de la Policía y la regulación de la mariguana.

Los coordinadores del PRI, el PAN y el PRD pusieron cara de póquer y dijeron que habría un periodo extraordinario. No se sabe si éste ocurrirá antes o después de las elecciones del 5 de junio. Miguel Barbosa, representante del PRD, pidió que el periodo fuera antes de que pasaran las aguas de mayo, pero Emilio Gamboa bateó el periodo hasta los primeros días de julio. Y lo que no dijo fue que la postura del PRI dependería de lo que ocurriera en las elecciones.

Así las casas (muletilla pagada por Grupo Higa, amante de la trasparencia), lo que parece es que el PRI no quiere arriesgar ni un centímetro en la ley anticorrupción y la regulación de la mariguana.

Como si no le hiciera falta al PRI quitarse de encima al menos un pedazo de su fama corrupta porque ya se sabe que el nuevo PRI resultó el viejo PRI al cuadrado binomio perfecto, o como se diga. Y a la 'mota' ni le movemos no vaya siendo que se nos enoje el electorado. Eso parece: que no quiere trasparentar, ni pasar la ley 3de3 ni moverse del discurso prohibicionista a la regulación tal y como lo dijo el presidente Peña en la ONU.

BLOOMBERG
Y como lo que parece a veces, es, Bloomberg criticó en un despacho que el PRI, partido al que pertenece el presidente, frena las leyes que deben regular la lucha contra la corrupción. “El Presidente necesita presionar a los miembros de su partido para que aprueben las leyes (…). La corrupción no sólo alimenta la indignación de los ciudadanos, sino también distorsiones tóxicas sobre México como las que ve Donald Trump. La reputación de México en el extranjero mejorará cuando el Gobierno empiece a liderar y no a entorpecer la lucha contra la corrupción”.

Cierto: el presidente necesita encabezar a los miembros de su partido, pero Gilga pregunta al viento y a su corazón simple: ¿y si el presidente no quiere? Porque lo que parece es que no hay mucho ánimo, ni muchas ganas, ni muchos deseos. Eso es lo que parece. ¿O parece otra cosa?

CÓDIGO DE ÉTICA
Gamés despidió a Perogrullo, pero éste se quedó repantigado en el mullido sillón. La Cámara de Diputados aprobó un nuevo código de ética con el que los legisladores pretenden normar su comportamiento y generar mayor aceptación en la sociedad. El documento fue aprobado por 318 votos a favor, 26 en contra y 35 abstenciones. Entre las conductas que los diputados tendrán que evitar estará la corrupción, no hacer gestiones para beneficio personal, declinar recibir regalos que condicionen su desempeño y evitar actitudes de abuso de poder.

Perogrullo dio una machincuepa de felicidad en el mullido sillón. No se lo tomen a mal a Gil, pero qué ganas de perder el tiempo en lugar de hacer cosas más importantes. Gil también tendrá un código de ética: no matará a nadie, no robará millones y millones de pesos, no golpeará a ninguna mujer, no empujará a ancianos por una escalera, no le robará sus dulces a niños pequeños. Estas entradas de su código de ética mejorarán muchísimo su aceptación ante la sociedad. Por eso estamos como estamos: los diputados no llegarán borrachos al recinto parlamentario, no robarán a la vista de todos, no harán negocios con su curul y no aceptarán regalos costosos. Magnífico. La verdad, son ustedes unos diputados ociosos.

La máxima de Montaigne espetó en el ático de las frases célebres: Nada parece tan verdadero, que no pueda parecer falso.

Gil s’en va.

Twitter: @GilGamesX

También te puede interesar:
La carrera hacia ningún lugar
Tormentón
Expertos