Opinión

Lo que 'El Bronco' 
nomás no entiende

1
   

    

El Bronco. (Cuartoscuro)

Por no haber cubierto adecuadamente deudas de juego, en varias ocasiones el procurador del estado de Nuevo León se las ha visto con la justicia de Las Vegas. Vaya expediente el que ocultó a los neoleoneses el fiscal Roberto Flores.

Proceso reveló esos antecedentes el lunes y el jefe del procurador exhibido reaccionó de la peor manera: a pesar de que se dijo sorprendido por la noticia –aseguró que ignoraba el episodio–, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón minimizó el tema y advirtió de que no pedirá la renuncia al encargado de tan sensible área.

El episodio, tan rocambolesco que parece sacado del libreto de una de esas series de narcos hoy tan populares, muestra que Rodríguez Calderón no entiende que si falla no sólo él verá opacado su futuro, sino que con su eventual fracaso también resultará dañada la naciente figura de los candidatos independientes.

Coincidencias de la vida, esta semana estuvo en México Sergio Fajardo, exalcalde de Medellín, exgobernador de Antioquia, pero sobre todo un promotor de la vía independiente, causa en la que lleva invertidos los últimos 17 años de su vida. El martes, poco antes de su intervención en el congreso Mextropoli, conversé con Fajardo sobre, entre otras cosas, los independientes.

“Es una forma distinta de expresar la indignación, el malestar asociado con una estructura política que no ha dado las respuestas que muchos quisiéramos. Significa una política diferente”, dijo Fajardo.

“En Colombia tuvimos experiencias notables de independientes transformadores, como Antanas Mockus en Bogotá, otros que no lo hicieron bien y que terminan haciendo una política igual o peor que la tradicional; entonces esto depende de la calidad de esas políticas independientes de las personas. Porque mucho de lo independiente arranca alrededor de personas, somos unos cuantos los que entramos a liderar y a construir, estamos expuestos. Quienes son independientes hoy tienen una gran responsabilidad de hacer gobiernos ejemplares, para que no vaya a terminar México diciendo '¡La misma cosa, son lo mismo, se dicen independientes, pero hicieron lo mismo!' Eso sería una fatalidad.

“Tenemos que romper con una política que está asociada con todos son iguales, todos son ladrones y no cumplen. Esa política genera la paradoja más lamentable: los políticos toman las decisiones más importantes y son las personas en las que menos confía la sociedad”.
Fajardo contó que conoce a El Bronco, dijo que cree que “va a escribir un capítulo de la historia acá”, pero aclaró que no estamos para discursos, que los resultados los veremos o veremos la ausencia de los mismos. “Espero que le vaya muy bien. Por Nuevo León, por las alternativas políticas, en el contexto político de México él tiene una responsabilidad muy grande”.

Desde la matanza en el penal de Topo Chico (por cierto hay versiones que aseguran que esa noche El Bronco no estaba en Nuevo León, sino en la Ciudad de México), Rodríguez Calderón ha mostrado un comportamiento errático. O, mejor dicho, uno que no le distingue del desastre de manejo de crisis que vemos en cualquier otro gobernador. Cero política distinta, cero sello independiente. De hecho, una fuente sostiene que la reciente deserción de algunos colaboradores de El Bronco se deba a que al interior del gobierno Rodríguez Calderón tiene un gabinete más o menos de fachada, pero que hay otro minigabinete, en el que por cierto ubican al procurador, que es donde se cocinan las decisiones que realmente pesan.

Quizá por eso no puede El Bronco renunciar a su procurador. Porque no quiere hacer las cosas de manera distinta, porque no quiere ser independiente.

​Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Qué hacemos con el AICM… pero con el actual
Mancera, la rueda es lo de menos
Anaya habla de deuda… sin vergüenza