Opinión

Lo que disgusta a las petroleras de la
reforma energética

  
1
  

  

plataforma

Opera de un modo similar a éste: el geólogo de la empresa gigante revisa la información disponible del subsuelo. Se convence. Digamos que se emociona con el reto de extraer crudo de un lugar como México.

Luego, los abogados revisan las leyes y contratos que norman la operación petrolera y encuentran artículos que a su juicio dejarán indefensa a la empresa si el gobierno decide quitarle la licencia de extracción.

Finalmente, el equipo de finanzas hace la ecuación de oportunidad y riesgo y si éste último es muy grande, no firma el cheque del proyecto. Decide que es mejor ir a Colombia, o a Vaca Muerta, en Argentina.

Quien desee que falle debe revisar sus prioridades. La reforma energética, por el bien de la mayoría, debe ser exitosa, pero hay una desconfianza entre los involucrados que puede hacerla fracasar y tenemos hasta el viernes para mejorar las cosas.

Las grandes empresas petroleras dicen sentirse maltratadas y tienen un buen punto: cuando una automotriz se acerca para explotar recursos humanos, los gobernadores regalan terrenos y en Los Pinos hacen ceremonia.

Cuando una petrolera se asoma para explotar recursos fósiles la “precalifican”, encierran a sus directivos en una sala durante horas con cinco o seis “sinodales” que revisan cada papel que llevan en la mano.

Ellos se suponen inversionistas que arriesgan su dinero, como las firmas automotrices y sienten que el gobierno los trata como contratistas, como empleados.

El 29 de mayo, este viernes, representa la fecha límite para mejorar los contratos que la autoridad mexicana diseñó para trabajar en la Ronda Uno. Sentará un precedente para las demás.

La semana pasada, el Instituto de las Américas, cuyo programa energético encabeza Jeremy Martin en San Diego, California, organizó su reunión anual con líderes del sector. Ahí quedó claro.

A las petroleras no les gusta que los contratos mexicanos limiten su oportunidad de obtener ganancias cuando encuentran grandes yacimientos. Tampoco que cualquier diferencia entre las partes se dirima sólo en tribunales mexicanos.

Veremos si en verdad les asusta ese contexto cuando revisemos cuántos presentan una oferta en los concursos en puerta.

Twitter: @ruiztorre

1
EVIDENTE: Nostalgia

Refrescos hechos en México. Dr. Pepper aprovecha el interés de habitantes de Bonita, California, cerca de San Diego, destacando el origen de sus productos en los anaqueles de supermercados como Ralph’s.

Evidente

También te puede interesar:
​Tres preguntas para saber si es hora de vender la empresa
Tres escenas desapercibidas durante el “Davos” de Riviera Maya
Tres ‘trenes’ imparables en México