Opinión

Lo que debe verse en el proceso electoral

 
1
 

 

[Cuartoscuro / Archivo]  El voto más caro, 442 pesos, en Quintana Roo; 70 pesos, el de Puebla. 

Ayer comenzaron las campañas electorales federales y la mayor parte de las campañas locales ya están en marcha (faltan las del Distrito Federal, que comienzan el 20 de abril).

¿Cuáles son los aspectos que no debe dejar de ver en este proceso electoral que va hasta el 7 de junio? Van algunos.

1.- El nivel de participación de la ciudadanía. Tradicionalmente, las elecciones intermedias implican una participación ciudadana relativamente baja. En 2003, la tasa fue de 41.6 por ciento mientras que en 2009 ese porcentaje ascendió a 44.8 por ciento. Estos números contrastan con la tasa de participación en las elecciones presidenciales. El promedio en elecciones para presidente es de 65.4 por ciento entre 1994 y 2012. Por estos antecedentes, podríamos suponer una tasa de participación ciudadana inferior a 50 por ciento. Sin embargo, la diferencia con otras elecciones intermedias es que hay por primera vez nueve elecciones concurrentes para gobernador, que seguramente van a propiciar una mayor participación. Sin embargo, va a ser difícil superar el 50 por ciento, que pese a todo daría el nivel absoluto de votación más elevada de la historia en virtud de que la lista nominal es 83.561 millones de electores, por lo que una participación de la mitad implicaría 41.78 millones de electores en las urnas el próximo 7 de junio, cifra mayor en 20 por ciento a los 34.7 millones de 2009.

2.- La posibilidad de que no haya mayoría absoluta. Está fuera de discusión que ningún partido en lo individual alcanzará más de 50 por ciento de los votos y tampoco la mayoría absoluta en el Congreso. Sin embargo, hasta hace poco la alianza PRI-PVEM se apuntaba a ello.

Sin embargo, la encuesta más reciente de Parametría-EL FINANCIERO señala que hay una caída de los votantes duros del PRI, que ha llevado ese porcentaje al 18 por ciento. En intención efectiva de voto, la misma encuesta señala que la alianza del PRI y los verdes suma 43 por ciento de la intención de voto. Si baja un poco más, es probable que no acumule el número de legisladores requerido para la mayoría absoluta en la Cámara.

3.- La disputa de la izquierda. Otro de los temas que dominarán este proceso electoral es la disputa entre dos fuerzas de la izquierda: PRD y Morena. De acuerdo con la mayoría de las encuestas, a nivel nacional el PRD se encuentra arriba pero por un margen pequeño (12 contra 11 puntos en la encuesta de Parametría-EL FINANCIERO). El arma principal de Morena será el uso de la imagen, nombre y voz de López Obrador, que todavía podría atraerle un poco más en la intención de voto. Y el PRD tendrá que echar mano de la maquinaria política en diversas entidades de la República para compensar lo anterior, pues pocos candidatos perredistas van a criticar abiertamente a AMLO.

4.- El posible repunte del PAN. Pese a todas las diferencias internas y acusaciones de corrupción, el PAN tiene 27 por ciento de la intención de voto y está a 3.0 del PRI. Con que mantuviera este porcentaje estaría por arriba del 26 por ciento obtenido en la elección presidencial de 2012.

Veremos si logra capitalizar el 'voto de castigo' al gobierno federal.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El gobierno apuesta por la estabilidad
No habrá más recortes en 2015, sí en 2016
Se da la vuelta la productividad: ya crece