Opinión

Lo que debe cambiar la reforma energética

  
1
 

 

Trabajadores de Pemex y CFE bajo investigación. (Especial)

En medio de licitaciones petroleras, un nuevo mercado eléctrico y la preapertura total del mercado de combustibles, febrero de 2017 es un buen momento para hacer un alto y analizar esos pendientes que preocupan profundamente a la sociedad mexicana, empresas nacionales y extranjeras.

1.- El más importante está en la desinformación que existe de los beneficios a la población. Tenemos una reforma energética que todo el tiempo habla de inversiones y empleos, pero que no se refleja en la economía del bolsillo, vaya, en las mejores condiciones para comprar nuestros energéticos. Más allá de las explicaciones técnicas de que todos ganaremos en el largo plazo, nos siguen robando la gasolina en las estaciones de servicio; el gas LP y natural cuestan más sin tener algún beneficio adicional; y seguimos teniendo al mismo proveedor de electricidad con sus pros (subsidio) y contras (servicio).

2.- Un alto exfuncionario de Pemex me contó que hace todavía siete años, al seno del Consejo de Administración de la petrolera, el tema de la ordeña de ductos era totalmente minimizado por la mayoría de los involucrados, “tú nomás mételo a pérdidas, como mermas, pues”, era la respuesta que se obtenía desde tiempos de Suárez Coppel (ya ni porque les explotó el ducto de San Martín Texmelucan en 2010 por una toma clandestina).

Es sumamente contradictorio que en plena temporada abierta para que los privados obtengan gran parte de la agujereada capacidad instalada de Pemex para al transporte de gasolinas y otros combustibles, el propio gobierno ha reconocido en corto que la ordeña de los ductos es un problema sin control.

Hoy el tema es un verdadero pandemónium operativo, anarquía y absoluta impunidad, como EL FINANCIERO te ha reportado recientemente.

3.- Otro y no menos importante es la falta de certidumbre legal y operativa de los proyectos. Por ejemplo, aquí destacaría el caso de la Batería Cárdenas Norte, en Tabasco, misma que no ha podido concretar su modernización por los constantes paros que han sido promovidos por Construcciones Tapia.

Los trabajadores que lleva de otros lados del país los utiliza para bloquear las instalaciones y hacer paros continuos que llegan a durar varias horas durante las últimas dos semanas. El mensaje que este tipo de acciones envía al público inversionista es nefasto.

Antes se temía a los sindicatos. ¿Hoy a las propias empresas? Por eso las autoridades deben hacer algo. La implementación de la reforma energética debe ser prioridad en el gobierno del presidente Peña Nieto, el tiempo de la sucesión se agota y no vaya a ser éste un balón desinflado que patean al gobierno que viene.

NEGOCIOS DE A METRO
La semana pasada el gobierno de la Ciudad de México asignó un contrato a la CFE para que suministre de electricidad al Sistema de Transporte Colectivo Metro, que dirige Jorge Gaviño Ambriz (el mismo que se amparó contra el gasolinazo). Esto fue posible bajo el esquema de suministro calificado, o para grandes consumidores, división en la CFE que comanda Katya Somohano, y que permite el nuevo esquema legal de la industria eléctrica. Enhorabuena, queremos ver más de este tipo de transacciones, pero entre privados.

HABLANDO DE METROS...
Un ejido de 150 metros separa a la canadiense ATCO de terminar la construcción del ramal que llevará gas natural a una central de generación de la CFE en Tula, Hidalgo. Los amparos interpuestos por líderes ejidatarios (ni siquiera los dueños de la tierra) no hacen recular a James Delano, CEO en México de ATCO, quien afirma que el tema está ya en altas esferas de la Secretaría de Gobernación, de la Sedatu y de la propia CFE, y pronto, muy pronto, se resolverá.

¿Y TODO PARA QUÉ?
Lo siento por los trabajadores de la Comisión Reguladora de Energía que no tuvieron vacaciones decembrinas por tener listo el calendario de liberalización de los precios de las gasolinas, pues sirvió de nada luego de que la Secretaría de Hacienda decidiera, más por razones políticas que económicas, que no ejecutaría los incrementos que tenía pensado llevar a cabo durante a febrero, conforme a lo descrito por el órgano regulador que comanda Guillermo García Alcocer. Saludos a todos por allá.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
22 trabajadores de Pemex y CFE, investigados por la PGR
Duró poco el divorcio entre gasolinas y política...
Dos culpables de que no produzcamos suficiente gasolina en México