Opinión

Lo positivo del recorte en Pemex

1
 

 

Pemex

Durante más de 60 años vivimos en el paradigma de una política petrolera y de combustibles monopolio del Estado. En ese paradigma, sin transparencia y rendición de cuentas, no conocíamos el estado real de la situación de Pemex. Uno de los costos de esa situación fue que existía el dogma de que una “potencia petrolera” tendría también que ser autosuficiente en gasolina. De ahí que se hayan invertido miles de millones de dólares en crear una industria de refinación, en la que nunca fuimos competitivos.

Otra cosa hubiera sido que el país, incluso con un monopolio de petróleo, hubiese invertido en la infraestructura para importar gasolina al mejor precio, de cualquier lugar del mundo. Eso no se hizo, era pecado proponerlo, y México no construyó ni los puertos, ni los ductos, ni las instalaciones para tener un sistema de compra y distribución eficiente de combustibles. La actitud monopólica de Pemex lo cegó de la posibilidad de aprovechar el mercado mundial en beneficio de los consumidores mexicanos.

La decisión del Consejo de Administración de Pemex del pasado lunes es un reconocimiento del error que se viene arrastrando hace décadas. Pemex decidió diferir o cancelar proyectos en refinación como parte del ajuste presupuestario que responsablemente ha impuesto Hacienda. Así pues, la caída del precio del petróleo es una gran oportunidad para redefinir la política de Pemex en materia de combustibles y prepararse a competir en este mercado.

Igualmente, la caída del precio del petróleo debería de ser un llamado para que Sener impulse mayores inversiones en la generación de energías limpias, que le den al país una menor dependencia de los hidrocarburos, pero que a su vez le permitan exportar un mayor volumen de su producción cuando esta crezca y el precio regrese a 70 dólares por barril. Algunos de los principales fondos de capital privado en el mundo, como Apollo y Carlyle, anunciaron una disminución muy importante en sus ganancias debido a la baja en los precios del petróleo. Habría que atraer a estos mismos fondos y otros para invertir en la generación de energías renovables. Hoy los incentivos están alineados para hacerlo.

Twitter: @julio_madrazo

También te puede interesar:
Ética en la CRE
¿Tolerancia cero?
¡Máximo 5!, no se emocionen