Opinión

¿Llegó el dólar a su techo?

 
1
 

 

ME. ¿Llegó el dólar a su techo?

Ayer el tipo de cambio cerró en las ventanillas bancarias en 16.10 unidades de la moneda mexicana por cada dólar norteamericano, o en 15.82 pesos por dólar en el mercado al mayoreo.

Ya no nos sorprende ver un dólar en 16 pesos o más. Pero, mucha gente pregunta, ¿será este el nivel en el que va a quedarse en los próximos meses?, ¿puede encarecerse más?, o ¿existen posibilidades de que se abarate y hasta dónde?

Vamos por partes.

¿Por qué ha subido el precio del dólar?

La razón es sencilla y clara. En el mundo hay un cambio en la percepción de la mayoría de los inversionistas. Se sienten más riesgos, y cuando eso ocurre, el dinero empieza a moverse hacia los lugares más seguros.

Tradicionalmente, los bonos del Tesoro de Estados Unidos son el principal refugio.

Los inversionistas que tienen inversiones en activos denominados en diversas monedas de los mercados emergentes ajustan sus portafolios y empiezan vendiendo aquéllos que tienen mayor liquidez, es decir, los que encuentran comprador con mayor facilidad. Y resulta que los que están en pesos son de los más líquidos.

El camino alcista del dólar comenzó en septiembre del año pasado. Entre el 5 de septiembre de 2014 y el cierre de ayer, la depreciación ha sido de 20.7 por ciento.

¿Si se resuelven Grecia y China se quitarán las presiones sobre el peso?

Lo único que es claro es que seguirá una ruta de fluctuaciones. Si finalmente Grecia pacta un nuevo paquete de rescate, en el corto plazo se eliminará uno de los factores que generan riesgo y por lo tanto se quitará presión al peso.

El caso de China también estaría en veremos. Si las draconianas medidas impuestas por el gobierno y los reguladores de ese país funcionan y se detiene la caída de los mercados accionarios de manera definitiva, entonces también se eliminará gradualmente esa fuente de presión.

¿No habrá otros motivos de inestabilidad?

Sí los hay, y a la vuelta de la esquina. Se trata de la previsible alza de las tasas de interés en Estados Unidos.

En poco más de dos semanas, el 28 y 29 de julio, se realizará la próxima reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed. La mayor parte de los pronósticos indican que no será en esa fecha cuando se tome la decisión de elevar las tasas. Sin embargo, sí en la siguiente reunión del 16 y 17 de septiembre.

Es probable que en el lapso de las dos reuniones se generen especulación e incertidumbre y por lo mismo, que de nueva cuenta el peso tenga presiones considerables, que pudieran llevarlo a niveles más allá de los que hemos visto hasta hoy.

Pero también es muy factible que después de que se presente el alza de septiembre –el consenso supone que sería la única de este año– pudiera regresar a niveles más bajos.

En la encuesta de Banamex que se dio a conocer esta semana, el valor de consenso es de 15.30 pesos al mayoreo, lo que implicaría algo así como 15.55 a 15.60 pesos por dólar en ventanilla al término de este año.

En cualquier caso, siga con detalle los hechos, porque las posibilidades de que aparezcan elementos inesperados, es decir, otro ‘cisne negro’, se mantienen elevadas.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
El desplome financiero de China… y el acero
La recuperación del consumo, ningún misterio
Grecia, ¿sensatez o sentimientos?