Opinión

Liconsa: una buena…
y una muy rara noticia

1
  

   

Liconsa compró en 2013 a cerca de 2 mil productores nacionales más en comparación con 2012. (Cuartoscuro/ Archivo)

El miércoles el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, anunció que la leche Liconsa se venderá a un peso el litro en 150 comunidades marginadas. Se trata de una buena noticia para unas 73 mil personas de 11 estados, que es la población objetivo de esta medida.

Con el anuncio de antier se cumple una promesa que Liconsa había formulado desde hace meses, cuando en julio pasado, y por primera vez desde 2011, se aumentó el precio de esa leche, que en esa fecha pasó de 4.50 a 5.50 pesos en todo el país, salvo en Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

La leche a un peso el litro fue aprobada por unanimidad por el Consejo de Administración de Liconsa, reunido el mismo día 30 de marzo.

En donde el Consejo no tuvo unanimidad, según fuentes bien informadas, fue en otro proyecto discutido ese día, uno que lleva meses en el escritorio de la dependencia que dirige el oaxaqueño Héctor Pablo Ramírez Puga.

Según esas fuentes, el proyecto se llama Mix Pack. Se trata de una idea que pretende resolver otro de los problemas de las poblaciones marginadas.

Liconsa atiende a un patrón de seis millones 350 mil beneficiarios. El 80 por ciento de ellos está en zonas urbanas, y el resto en el ámbito rural, población a la que la dependencia atiende prioritariamente con leche en polvo, pues lo remoto de algunas de esas comunidades hace muy difícil entregar leche fresca, que podría echarse a perder en el camino.

Pero la leche en polvo implica otro problema para las poblaciones marginadas. Éstas muchas veces no tienen fácil acceso a agua potable. Y ahí es donde entraría Mix Pack.

El proyecto Mix Pack se trata de una bolsa de plástico con dos compartimentos, uno chico y uno grande. En el primero se depositan 120 gramos de leche en polvo. En el segundo alrededor de 880 mililitros de agua potable. Ambos espacios están sellados y el usuario final puede golpear la bolsa de forma tal que polvo y agua se mezclen dando por resultado un litro de leche limpio, y listo para beber. La bolsa tiene una zona de fácil apertura que se usa para vaciar el contenido.

En el papel suena magnífico, sin embargo, al revisar la logística las cosas no son como promete la teoría.

Para empezar, el Mix Pack no es de fácil manejo, por lo que ocho sobres ocupan el espacio que comúnmente se necesita para empaquetar 72 litros de leche para esa población. O sea, el volumen de los fletes aumentaría ocho veces.

Al hacer otros números, detallan las fuentes, sucedió que el caldo, la leche pues, salía más caro que las albóndigas: entre los requerimientos de llenado y sellado de los compartimientos, producir cada sobre Mix Pack resultaría más caro que la leche ultrapasteurizada, esa que todos conocemos en envase tetrapack. Para colmo, se hizo un envío de prueba y muchas de las bolsas llegaron rotas, es decir, inservibles.

El tema en Liconsa, cuentan, es un quebradero de cabeza, pues se supone que está aprobado un presupuesto multimillonario –se habla de 450 millones de pesos– para desarrollar este proyecto. Las fuentes detallan que la idea es montar en las plantas de Liconsa un sistema de producción de Mix Pack, que según cálculos costaría unos 350 millones de pesos.

La duda en algunos niveles de la dependencia lechera es de parte de quién viene tan recomendado este proyecto sin pies ni cabeza.

Así que Liconsa tuvo esta semana una buena noticia, y una muy, pero muy rara.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
El pecado mortal de la Constituyente
Dios, qué 'no' hicimos como para merecer esto
Acapulco, esa Ciudad Juárez abandonada