Opinión

Lección a los gobernadores

   
1
  

  

PAN.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, asegura que el gran perdedor de los pasados comicios fue el PRI y en sentido estricto es totalmente cierto. Pero este fue un llamado a todos los partidos, incluido el albiazul, que perdió en dos estados donde gobernaba en coalición, Oaxaca y Sinaloa, y sólo ganó en Puebla.

Sin duda los malos gobiernos provocaron estos resultados y por ello la alternancia, y como ejemplo una de las elecciones más comentadas, Veracruz.

En esa entidad el gobernador fue acusado de casi todo: de no haber solventado las auditorías desde 2011 –que aunadas a la de 2014 suman más de 27 mil millones de pesos–, de la persecución de activistas sociales y periodistas, del crecimiento de la inseguridad, de una deuda reconocida de más de 45 mil millones de pesos, y mucho más.

Y en este estado el voto en contra de Javier Duarte logró dispersarse entre el candidato del PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, y el de Morena, Cuitláhuac García; y por los dos llegó a 60.67 contra los 30.5 por ciento que obtuvo Héctor Yunes Landa.

Pero es indudable que en las dos entidades donde perdió el PAN en coalición con otras fuerzas, también nos habla de malos gobiernos y errores graves de este partido.

En Sinaloa –basta recordar el caso de la chapodiputada, Lucero Sánchez, quien está en pleno proceso de desafuero– gobernaba Mario López Valdez, quien ganó en una coalición PAN-PRD, y en Oaxaca Gabino Cué, quien impuso a su candidato sin importar que iba abajo en las encuestas, además de que tuvo un gobierno absolutamente gris.

En Oaxaca, al voto de castigo es imprescindible sumar el que obtuvo el candidato del PRI, Alejandro Murat, 32.06, más el del aspirante del PT, Benjamín Robles, quien se salió del PRD por no estar de acuerdo con el método de selección, ya que él iba arriba en las encuestas y en los comicios obtuvo el 10.93 por ciento.

Y además podemos sumarle los sufragios del candidato de Morena, Salomón Jara, que fue de 22.81; con lo cual llegamos a un voto de castigo del 65.8 por ciento.

César Augusto Santiago, el político priista quien se encargó del área electoral durante muchos años, afirma que el presidente del PRI, Manlio Fabio Beltrones, se equivoca, que los electores no le dieron una lección al tricolor, más bien fue a los “gobernadores corruptos”.

Si el PAN considera sin mayor análisis que estos resultados son el pa-se directo para ganar la elección de 2018, puede estar muy equivocado, ya que será evaluado ahora en siete nuevos estados, que para ese entonces tendrán dos años en el gobierno.

Quiten los obstáculos

Ojalá el jefe de Gobierno de la Ciudad de México entendiera que para que esta metrópoli funcione y podamos respirar a gusto, se re-quiere que quite los topes, tape los baches y retire todas sus feas jardineras y demás obstáculos que impuso en muy diferentes avenidas de la ciudad.
El senador Jesús Casillas le hizo ayer un llamado para que junto con las medidas que anunció la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) deje en libertad las vialidades.

Es decir, que quite todos los “obstáculos que regularmente encontramos en la vía pública”. Pero también tocó otro tema crucial, el del nuevo reglamento de tránsito que pone una velocidad límite de 50 kilómetros por hora.

“Me parece una de las peores medidas en razón de que ante menor velocidad, más emisión de contaminantes”, aseguró el senador. A ver si alguien escucha o siguen imponiendo medidas autoritarias.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Malos gobiernos
Saber la verdad
En el aire