Opinión

¿Le conviene a AMLO que pierda Delfina?

 
1
 

 

¿Le conviene a AMLO que pierda Delfina?

Hay una versión que circula en medios políticos y empresariales a propósito de que, para las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador para 2018 le convendría que Delfina Gómez perdiera la elección del Estado de México y quedara en una segunda posición, cerca del candidato priista.

¿Por qué razón –se dice– le sería conveniente este resultado?

Le apunto los argumentos planteados:

1.- Si ganara Delfina las elecciones, tomaría posesión el 15 de septiembre próximo. Esto significaría que debería gobernar el Estado de México poco menos de nueve meses antes de las elecciones federales.

Por primera vez Morena estaría sujeto al desgaste natural de gobernar una de las entidades más complejas del país. Su desempeño sería seguido con lupa por todos y, por tanto, las probabilidades de que esa gestión le significara pasivos importantes a AMLO serían elevadas.

2.- Una derrota por un margen pequeño le daría espacio a la movilización de reclamo, denunciando fraude, lo que podría mantener en la entidad con el padrón más grande del país una campaña permanente desde ahora y hasta junio del próximo año.

3.- Ya consiguió un triunfo en el Estado de México, independientemente del resultado de la elección, pues es casi un hecho que Morena recibirá una cantidad de votos que le signifique estar en primero o segundo lugar, y que forman una base muy importante para la campaña de 2018.

Pero hay quien dice que, desde luego, a AMLO le conviene que gane Delfina Gómez, por las siguientes razones:

1.- Un triunfo de Morena en el Estado de México podría generar el sentimiento de que es casi inevitable que López Obrador sea el ganador de las elecciones presidenciales del próximo año, al haber derrotado al aparato político priista en el estado que es más querido para el presidente Peña y la cúpula priista. Esto podría motivar una ‘cargada’ a favor de AMLO en los próximos meses.

2.- Independientemente de la evidente falta de destrezas para gobernar de parte de la candidata de Morena, será relativamente sencillo ponerle alrededor a un equipo que sea quien opere el estado. Y, a sabiendas de que cualquier resbalón va a ser amplificado, se va a tener un cuidado extremo para evitar generar pasivos políticos.

3.- Los recursos de toda índole que ofrece el gobierno estatal de una entidad del tamaño del Estado de México no son nada despreciables, y Morena y AMLO no van a desperdiciar el tener acceso a ellos antes de las elecciones del próximo año.

¿Cuál de los dos tipos de argumentos esgrimidos tiene más peso?

Hay razones de uno y otro lado, por lo que no es evidente que unas sean falsas y otras verdaderas.

Sin embargo, ante la disyuntiva, creo que AMLO y los que lo rodean van a ir por todo para hacer ganar a Delfina.

Incurrirían incluso en el riesgo del desgaste por nueve meses de gobierno y a no tener pretexto para seguir movilizados, apostando a que un triunfo en el Edomex pueda generar un cambio cualitativo en las percepciones de quienes hoy tienen dudas de apoyar a AMLO y además atraería apoyos de algunos que no quieren quedarse afuera de un grupo que perciben como posible ganador.

Creo que si se apuesta a que AMLO no quiere que gane Delfina se puede incurrir en un gran error.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Honestos pero mediocres?
¿Podría AMLO revertir la reforma energética?
Crecimiento económico, una buena y otra mala