Opinión

Las 5 prioridades de liderazgo para 2017 según Klaus Schwab

 
1
 

 

líderes

El Foro Económico Mundial (WEF) es una fundación sin fines de lucro con sede en Suiza que convoca cada año a importantes líderes y a un número significativo de periodistas para analizar los problemas más apremiantes que afronta el mundo.

El también conocido como Foro de Davos está compuesto por una serie de reuniones, a las cuales se les denomina asambleas, además de que sus miembros elaboran diversos informes de investigación y se involucran en numerosas iniciativas.

El tema central de la última asamblea anual fue “La Cuarta Revolución Industrial”. En dicha reunión, Klaus Schwab, su fundador y presidente ejecutivo presentó las que, según él, son las cinco prioridades de liderazgo para 2017.

1. Enfrentar a la Cuarta Revolución Industrial.
Suceso que está redefiniendo industrias enteras y creando nuevas. Todo esto gracias a los impresionantes e innovadores avances en campos como la inteligencia artificial, la robótica, el internet de las cosas, el automovilismo, la impresión, la nanotecnología, la biotecnología y la computación cuántica.

2. Construir sistemas dinámicos e incluyentes de gobernanza global que tomen en cuenta a todas las partes interesadas.

Actualmente se presentan desafíos económicos, tecnológicos, ambientales y sociales que sólo se abordan colaborando. Se trata de lograr una cooperación pública–privada global.

3. Restaurar el crecimiento económico mundial.
Si no se crece, los niveles de vida van disminuyendo. Aun sin considerar el desempleo estructural provocado por el cambio tecnológico, la economía mundial deberá crear miles de millones de empleos para una población que, se espera, aumente de 7,400 millones actuales a 9,700 millones en el 2050.

4. Reformar el capitalismo de mercado, y restaurar el pacto entre los negocios y la sociedad.
Es un hecho que los mercados libres y la globalización han mejorado sustancialmente el nivel de vida, así como disminuido los niveles de pobreza durante décadas. Sin embargo, tienen defectos estructurales, por mencionar un ejemplo: se centran “miopemente” en el corto plazo.

5. Abordar la crisis omnipresente en la formación de la identidad que ha resultado de la erosión de las normas tradicionales en las últimas dos décadas.
La globalización hizo al mundo más “pequeño” o “cercano”, aunque también más complejo. Muchas personas ahora temen por su futuro, perdieron confianza en las instituciones y buscan creencias que proporcionen un sentido de propósito y continuidad.

La formación de las nuevas identidades no es un proceso racional, sino profundamente emocional, y a menudo se caracteriza por altos niveles de ansiedad, insatisfacción y enojo. La política también se impulsa por la emoción.

Los líderes atraen votos no respondiendo a las necesidades, o presentando visiones a largo plazo, sino ofreciendo un sentido de pertenencia, nostalgia por tiempos más simples o un retorno a las raíces nacionales.

Schwab termina sus reflexiones procurando un mensaje final: “¿Pero cómo? El mundo de hoy parece estar envuelto en un mar de pesimismo, negatividad y cinismo. Y, sin embargo, tenemos la oportunidad de sacar a millones de personas de la pobreza para que lleven vidas más saludables y más significativas.

Y tenemos el deber de trabajar juntos hacia un mundo más verde, más inclusivo y pacífico. El éxito no dependerá de algún evento externo, sino más bien de las decisiones que toman nuestros líderes”.

Y añade: “Más que nunca necesitaremos un liderazgo responsable y que responde para abordar nuestros desafíos colectivos y para restaurar la confianza de las personas en las instituciones y en los demás ciudadanos”.

Esperamos que estas palabras inciten mayores reflexiones y, sobre todo, acciones concretas para enfrentar de manera razonable y eficaz los grandes retos que tenemos por delante.

*El autor es profesor del área de Política de Empresa (Estrategia y Dirección) en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE) y Director de Programas In-Company en la misma institución.

Correo: cruiz@ipade.mx

También te puede interesar:
​¡Actúa como piensas...!, o acabarás pensando como actúas
Netflix o el poder de una visión
​Los cinco fantásticos (¿o Los 5 temibles?) Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft