Opinión

Las horas de Peña
durante la nueva fuga
de 'El Chapo'

 
1
 

 

(AP)

El presidente Peña Nieto volaba de ciudad de México a Gander, Canadá, a la hora en que El Chapo Guzmán desembocaba por túnel que terminó conectando su celda con un baldío que alguien compró cerca del penal del Altiplano poco después de su captura en febrero de 2014.

El avión presidencial lleva internet y teléfono satelital, pero el presidente confirmó la noticia al aterrizar y hacer escala una hora. Habían pasado casi tres horas de la nueva fuga, que como en aquel 19 de enero de 2000 ocurrió entre 8:00 y 9:00 de la noche.

Le dieron la noticia.

Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, y su compadre Luis Miranda, quien con la salida a París de Miguel Osorio Chong, secretario de Gobernación, se quedaba como encargado de la política interior.

–Allí en Gander se determinó mantener la visita de Estado a Francia– confió una fuente de Los Pinos. Osorio Chong había llegado a París en otro vuelo (por protocolo no puede viajar en el mismo avión que el presidente). A Peña además de su esposa Angélica Rivera lo acompañaban Luis Videgaray, secretario de Hacienda; José Antonio Meade, el canciller; su secretario particular Aurelio Nuño y Eduardo Sánchez, vocero de Los Pinos. También otros funcionarios, aunque unos más ya estaban en París con Osorio.

–En Gander, lo periodistas no pudimos ver al presidente a diferencia de otras ocasiones. No sabíamos qué pasaba– me escribió por WhatsApp el enviado de un diario nacional que cubre Los Pinos.

–Esta vez no se acercó ni él ni ningún otro funcionario– relató otro reportero.

Fue hasta la madrugada, a las 5:45 hora de México (12:45 de la tarde de París) cuando los periodistas pudieron ver a Peña Nieto, pero a la distancia.

También a diferencia de otras ocasiones, el equipo de seguridad les impidió bajar las escalinatas.

–No nos pudimos mover. Estábamos muy lejos, no puedo describirte su semblante– dijo el colega.

Agustín García López, miembro del Servicio Exterior Mexicano, subió a la nave para invitarlo a descender. Y Peña bajó tomado por el brazo de su esposa.

El coronel Daniel Chávez Razo, agregado militar y el capitán Elías Bonilla, agregado Naval, lo esperaban abajo, así como Carlos de Icaza, subsecretario de Relaciones Exteriores; Porfirio Thierry Muñoz Ledo, representante de México ante Unesco, Dionisio Pérez Jácome, representante ante la OCDE y funcionarios de Francia.

Luego se subió a una camioneta con la comitiva y se marchó. Fue hasta que los reporteros pudieron bajar del avión. Después se sabría que Peña habló con Osorio y se determinó que el secretario debía volver al país. A éste nunca lo vio la prensa.

Casi 18 horas después, el presidente con el rostro desencajado leyó un comunicado de 594 palabras en el que nunca mencionó el alias ni nombre de Joaquín Guzmán Loera. Se refirió a él en seis ocasiones con el adjetivo de delincuente.

10 SEGUNDOS… Este podría ser el arranque de un corrido de la segunda fuga:

Volvió a fugarse El Chapo/ Alguien lo fue a rescatar/ Cavaron a diez metros de profundidad/ Un túnel bien dotado/ Tenía sistema de ventilación e iluminación/ El capo pudo cruzar caminando/ Ahora se anda cuestionando por allí por qué el gobierno de Eruviel permitió la obra cerca del penal…

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Los morenos de Ebrard contra los morenos de AMLO
Las batallas en el PAN
Faltan la PGR, Ebrard y Delgado