Opinión

Las elecciones del domingo en perspectiva

 
1
 

 

elecciones

Entre las muchas lecturas de las elecciones del pasado domingo me parece que no se le ha dado mucha atención al análisis de las series de tiempo. La gran mayoría de los que señalan ganadores y perdedores están más centrados en calificarlos de esa manera dependiendo de las expectativas que se tenían en las elecciones del Estado de México.

Un análisis de las elecciones del domingo pasado utilizando un periodo más largo de tiempo podría da una mayor perspectiva. Utilizo para ello datos de PPAL (políticas públicas y asesoría legislativa) y la última información disponible de las contiendas electorales.

Desde una perspectiva histórica al PRI le fue muy mal en el Estado de México. El PRI paso de tener 41, 48 y 62 por ciento de los votos en 1999, 2005 y 2011 respectivamente, a sólo 34 por ciento en 2017, una caída muy fuerte en las preferencias electorales. Morena en su primera elección a gobernador alcanza 31 por ciento de los votos, un gran logro.

El PRD obtuvo su menor votación de los últimos 18 años, en 1999, 2005 y 2011 obtuvo 21, 25 y 21 por ciento de los votos, ahora 18 por ciento. Al PAN le fue igual de mal que hace seis años (11 por ciento vs. 12 por ciento) y muy por debajo de las elecciones de 1999 y 2005 donde obtuvo 34 y 25 por ciento de los votos.

En Coahuila también se da una disminución significativa de la votación por el PRI. El promedio de votos que obtuvo en las últimas tres elecciones a gobernador fue de 58, lo que contrasta con el 38 por ciento obtenido, de acuerdo a los últimos datos, en la jornada del domingo.

El PAN superó su promedio histórico (34 por ciento) al llegar a 37 por ciento, de acuerdo a la misma información, aunque no se han contado todos los votos. Morena gana moderadamente al lograr 12 por ciento en su primera elección, lo mismo podría decirse de Javier Guerrero, candidato independiente, al lograr 7.0 por ciento; sin embargo, aquí tendría una lectura adicional: que una persona con la capacidad y experiencia de Javier quede tan lejos de los primeros lugares nos dice que está muy cuesta arriba para los independientes.

En Nayarit el promedio de las últimas tres elecciones daba al PRI 45 por ciento de los votos, ahora sólo logró 27 por ciento. PAN y PRD son más difíciles de leer porque han ido juntos y separados en las últimas elecciones. Pero el porcentaje que obtuvieron fue menor al de 1999 (39 vs. 51 por ciento). Morena y el candidato independiente logran 12 por ciento cada uno.

En el caso de Veracruz un análisis relativamente sencillo tiene que ver con el número de municipios que gobierna cada partido. En este último estado el PRI tenía el mayor número de municipios en 2007 (155), en 2010 era el PAN con 90, a los que podrían sumarse para efectos de comparación 37 del PRD; y en 2013 el PRI vuelve a ser el partido que gobernaba más municipios, con 91. Ahora la alianza PAN-PRD gobernara 112, el PRI más el Verde 43 y Morena 18, con un porcentaje de votos menor al del año pasado (17.4 vs. 26.4 por ciento).

En síntesis, desde una perspectiva temporal más amplia el PRI pierde significativamente su participación en todas las elecciones, Morena compite bien en el Estado de México, no así en el resto de las entidades federativas, la alianza PAN-PRD continúa dando buenos resultados, pero con la mayor pluralidad no alcanza los niveles del pasado, el PAN crece en Coahuila y le va por segunda vez consecutiva muy mal en el Estado de México.

El autor es profesor asociado del CIDE.

También te puede interesar:
​La incertidumbre y 2018
Las gobernadores nos están dejando sin argumentos (I)
¿Cómo sería nuestra vida con un Registro Nacional de Identidad?