Opinión

La ‘visibilidad’ de México
en la cumbre de Panamá

1
 

 

Cumbre

¿Cómo se ve México?, preguntó el reportero –en el marco de la VII Cumbre de las Américas en Panamá– al vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar, el latinoamericano de mayor rango en ese organismo multilateral.

Respecto al país continúa siendo evidente el contraste entre el ambiente de pesimismo que se respira internamente y el optimismo con el que nos miran desde el exterior.

El funcionario del BM dijo que en el corto plazo las reformas pueden tener un efecto “hasta negativo”, pero en el largo plazo la situación es diferente en términos de su impacto en el crecimiento económico.
Además, cuando hay una clase media emergente, como ocurre en este momento en América Latina, las expectativas de la población son más altas.

El diagnóstico de Familiar coincide plenamente con el de otros expertos, que desde fuera tienen una visión favorable de México.
El Fondo Monetario Internacional redujo ayer su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana en 2015 de 3.2 a 3.0 por ciento.
Con la revisión, su perspectiva económica para México está prácticamente en línea con las previsiones del consenso de mercado.
Independientemente de lo anterior, hay algunos factores que mantienen bien posicionado al país en la región latinoamericana.

En el pasado Foro Empresarial de las Américas, celebrado previo a la cumbre de Panamá, hubo un “Diálogo de jefes de Estado”, en el que participó el presidente Enrique Peña.

También lo hicieron el anfitrión Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, el país que más crece actualmente en Latinoamérica; Dilma Rousseff, de Brasil, que tiene la economía más grande de la región, y Barack Obama, de Estados Unidos, la nación más poderosa del mundo.
No es menor el hecho, que corresponde con la tarea emprendida por el gobierno federal para hacer de México un actor con presencia global.

En el Foro Empresarial también estuvo presente el CEO de Boeing, Jim McNerney, quien destacó el caso de México como el principal proveedor de piezas de avión y líneas de montaje en América Latina de la empresa fabricante de aeronaves.

En el ámbito diplomático, el lugar en que Peña hizo uso de la palabra en la Cumbre de las Américas tuvo una buena lectura por parte de funcionarios de la Presidencia.

Peña fue el cuarto orador después de sus homólogos de Colombia, Juan Manuel Santos; de Ecuador, Rafael Correa, y de Brasil, Dilma Rousseff.

Lo relevante, por así decirlo, es que lo hizo justo antes de los presidentes Obama y Raúl Castro, de Cuba, lo que según fuentes de Los Pinos “es una distinción por el liderazgo que ha mantenido México en la región”.

Más allá de esos hechos, que sin duda cuentan, lo importante es que las reformas aumenten el atractivo del país como destino de la inversión tanto interna como extranjera, aceleren el crecimiento económico y, sobre todo, beneficien a las familias más necesitadas.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Casi nulo, el efecto de las reformas en el crecimiento
¿Qué tan débil está la economía mexicana?
Las “líneas de defensa” del peso