Opinión

La ‘utilidad cambiaria’
de Banxico

 
1
 

 

Entrada al edificio del Banxico. (Edgar López)

El Banco de México (Banxico) está por determinar el remanente de operación del ejercicio 2015 que entregará en abril al gobierno federal.

Según información publicada el lunes por EL FINANCIERO, el monto podría rondar los 300 mil millones de pesos, previa constitución de reservas, luego de la depreciación de casi 17 por ciento del peso frente al dólar registrada en ese año.

La razón es que el remanente de operación del Banco Central se incrementa cuando se deprecia la moneda nacional, lo que le genera una ‘utilidad cambiaria’ por revaluación de activos.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, dijo el lunes a este reportero, en entrevista para EL FINANCIERO-Bloomberg, que la ley es muy clara al establecer el destino que deben tener los remanentes.

“Esto es exactamente lo que vamos a hacer: reducir los pasivos del sector público federal -en una proporción que- dependerá del monto específico que habrá de determinar en los próximos días el Banxico”, declaró.

Hace un año el excedente que el Banxico entregó al gobierno, una vez constituidas reservas, fue de 31 mil 449 millones de pesos, que representaron un ingreso extraordinario pero también un gasto dado el destino que se dio a esos recursos, como la aportación para proyectos de inversión en infraestructura a realizar en 2016.

A partir de este año, el destino que debe dársele a los recursos del remanente está previsto en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria: El 70 por ciento debe destinarse a la amortización de la deuda pública del gobierno federal contratada en ejercicios fiscales anteriores.

El restante 30 por ciento debe utilizarse para fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) debe dar a conocer la aplicación específica de los recursos del remanente, lo que, de acuerdo con Videgaray, hará de manera inmediata cuando el Banxico determine y anuncie el monto de su excedente de operación.

También debe dar a conocer la reducción que se genere en el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público (SHRFSP), que según funcionarios de la SHCP es el indicador más completo y sencillo de deuda para medir la salud de las finanzas públicas.

Al cierre de 2015, el SHRFSP ascendió a ocho billones 633 mil millones de pesos, equivalente a 45.7 por ciento del PIB, monto superior en 4.3 puntos porcentuales al de un año antes.

Sin embargo, la SHCP señaló que 1.8 puntos del PIB corresponden al impacto de la depreciación del peso, por lo que sin ese efecto el saldo se ubicaría en 43.9 por ciento del PIB.

Aunque la ‘utilidad cambiaria’ del ejercicio 2015 que el Banxico entregará al gobierno represente un monto importante, pudiera no ser suficiente para reducir la deuda pública en el porcentaje en que subió por efecto de la depreciación del peso, ni para estabilizar su saldo en el largo plazo.

Veremos si una parte se destina a capitalizar Pemex.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Abren el mercado de la radio en FM
Salir del súper ‘sin pagar’ en caja
La ‘mano invisible’ de... robots