Opinión

La transformación de las telecomunicaciones en México: un momento histórico

 
1
 

 

AT&T


Estamos atravesando por una transformación sin precedentes. La nueva revolución informática va a pasos acelerados. La conectividad se convierte en un eje central que marcará el futuro de la sociedad y economía. Sin embargo, ¿cómo nos preparamos en el país para asegurar un progreso sostenible a largo plazo?

Fomentando tecnologías que impulsen la nueva dinámica del sector de telecomunicaciones.

Esta semana, todos los actores nos reunimos para analizar las tendencias y evaluar las oportunidades en el Foro Mexicano de Telecomunicaciones. En este contexto, cabe hacer unas reflexiones al respecto.

Han pasado ya tres años desde la aprobación de la reforma de telecomunicaciones, que tuvo entre sus objetivos equilibrar y lograr la competencia efectiva del sector en México.

Esta reforma ha dejado en nuestras manos la oportunidad histórica de responder de forma permanente a las dinámicas reales de la industria.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones cuenta con las herramientas y el liderazgo necesario para cumplir estos objetivos. Es así como los sectores público y privado podrán alcanzar una verdadera competencia que arroje beneficios permanentes a las personas y los negocios en México.

El sector de las telecomunicaciones es uno de los más activos en el mundo. México no es la excepción. La industria es pieza fundamental para impulsar el dinamismo de la sociedad y la economía mexicana.

El camino hacia la era digital se basa en la conectividad. Los negocios y las personas interactúan constantemente entre diversas partes de México y el mundo.

Esto requiere de mayor velocidad y cobertura de comunicaciones. Además de redes que permitan el intercambio de un mayor volumen de información.

Nuestro objetivo en AT&T es poder traer nuevas innovaciones y llegar a todos los sectores sociales y económicos del país. Esto nos permitirá llevar a los mexicanos al futuro de las tecnologías mucho más rápido y sumar al país totalmente a la economía digital.

Para lograr este objetivo, es indispensable garantizar que existan condiciones óptimas de competencia que promuevan la innovación y la inversión. Y que sirvan como eje central de esta nueva revolución.

Con nuestra llegada a México, vimos significativos avances. Ampliamos y mejoramos los servicios de telecomunicaciones. Además, eliminamos el roaming entre México y Estados Unidos contribuyendo a la comunicación entre familias en ambos lados de la frontera, facilitando el flujo de los negocios, y formando una sola red para Norteamérica.

Tenemos planes ambiciosos para seguir invirtiendo en México. Nuestra red 4G LTE de última generación ofrece una cobertura para 77 millones de personas en 155 ciudades del país. Esto significa que logramos sobrepasar nuestro compromiso de cubrir a 75 millones de personas para finales de este año. Y continuaremos desplegando nuestra red a un ritmo acelerado.

Los beneficios de esta inversión seguirán creando mejores opciones y contribuyendo a mejorar la experiencia de los usuarios mexicanos. Esto, ayudará a cumplir con los objetivos de las reformas de los años 2013 y 2014 de lograr una estructura de mercado más balanceada y una competencia más efectiva de largo plazo.

Sin duda alguna, México tiene un enorme potencial como detonador de crecimiento en la región. Sólo con el verdadero éxito de las reformas que alcance una competencia efectiva y duradera en el sector, se puede lograr un impacto positivo para los consumidores, los negocios y la economía por este importante sector.

Nos enorgullece ser parte de este momento histórico. Esperamos que los frutos de esta reforma puedan transformarse en el acceso a más innovaciones líderes para beneficio de todos los mexicanos.

El autor es CEO de AT&T México.