Opinión

La Reforma Energética:
Un compromiso con la sustentabilidad medio ambiental

 
1
 

 

energía eólica

En relación al cuidado del medio ambiente, la Ley de la Industria Eléctrica contempla que, para el 2018, el 25% de la energía eléctrica consumida en el país provenga de fuentes limpias y que para el 2024 esta cifra sea del 35%, con la intención de contribuir como país en la disminución de emisiones de gases de efecto invernadero.

Estos números no suenan tan desproporcionados si pensamos que, en la actualidad, cerca del 20% de la energía producida en el país proviene de fuentes limpias y si tomamos en cuenta que, de acuerdo a la Secretaría de Economía y al Instituto de Investigaciones Eléctricas de la SENER, México cuenta con una gran capacidad instalada que da un enorme potencial de generación de electricidad, hacia el 2030, a partir de: a) Energía Eólica (40,000 MW); b) Energía Geotérmica (40,000 MW); c) Energía Hidráulica (53,000 MW); d) Energía Solar (24,000 MW); y e) Bioenergía (83,500 a 120,000 MW), fundamentalmente.

Para fomentar la generación de electricidad a partir de fuentes limpias y renovables el Gobierno de México otorgará algunos incentivos para fomentar la participación de los particulares en el desarrollo de la infraestructura que se requiere para este fin. Entre los incentivos más importantes destacan: a) El Banco de Energía, que permite la acumulación de excedentes de energía a los productores bajo el esquema de autoabastecimiento para ser utilizados en el futuro o ser vendidos a la CFE; b) Una Tarifa Preferencial para la transmisión de energía; y c) Un Esquema de Medición Neta, para proyectos residenciales e industriales de pequeña escala, que consiste en compensar el costo de la electricidad utilizada, con la energía aportada a la red nacional.

A la par, se han definido algunos aspectos regulatorios que permitirán dar cumplimiento al mandato constitucional relacionado con el consumo de energía eléctrica proveniente de fuentes limpias. En mi próxima columna abordaré este tema.

El autor es director nacional de los programas en administración energética.

Correo:ozavaleta@itesm.mx

También te puede interesar:

Reforma energética, oportunidad para inversionistas institucionales

La reforma energética, una ventana al desarrollo

La Reforma Energética: retos y oportunidades para las Instituciones Educativas de México