Opinión

La 'preocupante' deuda
de México

 
1
 

 

[Banxico presentará informe sobre la inflación / Cuartoscuro]

La deuda pública en México sigue en aumento y, de hecho, ya está en un nivel máximo histórico, que al Fondo Monetario Internacional (FMI) le genera una creciente preocupación.

Al primer trimestre de 2016 el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público (SHRFSP) representó 47.6 por ciento del PIB, monto superior en 1.9 puntos porcentuales al registrado al cierre de 2015.

Ese indicador, que incluye todas las obligaciones de pago, es el concepto más amplio de la deuda pública.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el SHRFSP es el indicador más completo de deuda para medir la salud de las finanzas públicas.

En su informe Perspectivas económicas: Las Américas, presentado en esta ciudad la semana pasada, el FMI advierte que los niveles de deuda de México están por encima del promedio de las economías de mercados emergentes.

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, dijo en entrevista para EL FINANCIERO Bloomberg que “el hecho de que la deuda a producto haya crecido alrededor de 10 puntos en los últimos tres a cuatro años, claramente genera preocupación, sobre todo en un entorno donde una fuente importante de ingresos para el gobierno, que eran los ingresos petroleros, se ve mermada”.

Más aún, “se vuelve una preocupación más importante en un entorno de bajos precios del petróleo y en un entorno donde el crecimiento económico no va a ser tan alto como pensamos”.

En ese sentido, “los anuncios recientes son importantes para generar tranquilidad de que el gobierno ha realizado los compromisos y fijado los objetivos para que la razón de deuda a producto deje de crecer y empiece a caer en los próximos años”.

Werner se refiere a las medidas de política fiscal anunciadas a mediados de febrero, consistentes en un ajuste del gasto público por un monto equivalente a 0.7 por ciento del PIB.

En el primer trimestre del año no se reflejó aún el uso del remanente de operación del Banco de México (Banxico), que por ley se debe destinar en 70 por ciento a disminuir el endeudamiento del gobierno federal.

A mediados de abril el Banxico entregó a la SHCP su remanente de operación del ejercicio 2015 por un monto de 239 mil millones de pesos.

Conforme a lo dispuesto por la ley, 167 mil millones de pesos, equivalentes a 0.9 por ciento del PIB, se destinarán a amortizar deuda del gobierno y reducir el monto de financiamiento.

“El uso de los recursos del Banxico mejora el balance de los requerimientos financieros del sector público para este año”, dijo en entrevista el titular de la Unidad de Planeación Económica de la SHCP, Luis Madrazo.

Aun así, como lo advierte el FMI en su informe, “es crucial revertir la tendencia” alcista de la deuda en México para evitar el desgaste de la credibilidad de la política fiscal y el aumento de los costos de financiamiento.

De continuar la deuda en aumento, se podrían erosionar las defensas fiscales frente a condiciones de financiamiento más restrictivas por la esperada alza de las tasas de interés.

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
Incertidumbre por Fed y elecciones en EU
El bloque que puede desbancar a los BRIC
Pesimismo de consumidores y empresarios