Opinión

La preocupación de Morena

   
1
   

    

Ricardo Monreal

Ricardo Monreal está en Morena sólo en espíritu, o ni eso. Desde el día del resultado donde se anunció que Claudia Sheinbaum sería la próxima Coordinadora de Organización en la Ciudad de México (y próxima candidata) no ha hablado con nadie. Ni con Yeidckol ni con Batres, mucho menos con Sheinbaum. Con Andrés Manuel López Obrador, según una entrevista que dio esta semana en W Radio, tiene seis semanas sin tener contacto con él.

Solo y su mundo: ha hecho mítines, peleas de lucha libre, atendido socavones y estira una liga que ya quiere reventar. No quiere estar en Morena sin una candidatura, no va a aceptar el resultado, y estará sí o sí en la boleta electoral del próximo año en la elección de jefe de Gobierno en esta ciudad.

Durante meses, Monreal juraba que de no obtener la candidatura no se iría de Morena, “lo que me importa es que él –Andrés– sea presidente en 2018”, decía con cuello parado y como aquel que confía en que no será necesario dar una pelea por una candidatura que ya sentía suya, que anunció incluso desde su campaña a jefe delegacional, en 2015.

Hoy se ha tenido que tragar sus palabras, mostrar sus verdaderas intenciones, presionar reuniéndose con otros partidos políticos y podría dejar a Morena en un terreno poco cómodo para lograr una victoria en la Ciudad, que ya creían tener segura.

Hoy es tal la lejanía entre Ricardo Monreal y Morena que la única manera de comunicación entre ellos es la publicación de videos a través de redes sociales. Un pleito interno ha tenido que develarse en público, por ser quizá el único canal abierto para el consenso.

Claudia Sheinbaum, quien habría ganado en la encuesta que ha hecho tambalear las aspiraciones de Monreal, permaneció en silencio durante días, pero cedió. Y en lugar de una llamada telefónica, tuvo que salir a decirle que acepte su derrota.

“Hay que saber perder”, dice Sheinbaum, quizás en un tono menos conciliador del que se esperaría en un momento de crisis interna.

El senador Mario Delgado, otro de los que suspiraban por gobernar la capital, no envió video pero ofreció una conferencia de prensa y también ventiló el mensaje que quería enviarle: “Ningún proyecto personal es más grande que el proyecto de transformar a México”, le subraya al vanidoso Monreal. “Sí, le pido a Ricardo que se quede en Morena y que trabajemos juntos por el país y por la ciudad”.

Ni siquiera el dirigente local de Morena en la Ciudad, Martí Batres, otro de los contendientes, ha logrado un acercamiento con Monreal, y también hizo uso del video en Facebook para hablar con el delegado de Cuauhtémoc.

“La ciudadanía no quiere que los dirigentes de Morena se estén peleando por los espacios políticos, lo que quiere es que Morena esté unida para cumplir con su responsabilidad histórica de encabezar la transformación de México”, subrayó Martí.

López Obrador, ese líder a quien Monreal antepuso mucho tiempo sobre sus propios intereses, al menos en el discurso, envió un mensaje a la antigüita. En un mitin dijo: “Hay quienes ocupan cargos y se echan a perder, dicen que cuando no se tiene ideales, cuando no se tiene principios, el poder atonta a los inteligentes y a los tontos, no voy a decir otra cosa, los vuelve locos.

“Hay quienes se suben a un ladrillo, se marean, se echan a perder y ya no quieren ni saber de nosotros, hay casos en donde el movimiento ha apoyado a que lleguen a gobernadores y antes de que cante el gallo, ya nos están traicionando”. El mensaje tiene remitente, pero esconde su destinatario, bueno “lo esconde”.

Pero, ¿por qué en Morena están tan preocupados por 'mantener' a Ricardo cerca? Quizá sean los 20 años de trabajo que lo unen al líder nacional del partido… o quizá la operación política de Monreal que, para muestra, en las elecciones del Edomex le dio a AMLO el triunfo en municipios históricamente priistas, como Ecatepec, Coacalco, Tecámac.

Hasta el cierre de la edición, el único acercamiento de Ricardo ha sido con los otros cinco partidos de la ciudad. Y es que los otros 'colores' se frotan las manos con este pleito que divide a un Morena que se dirigía sin parar a sacar al PRD del Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Twitter: @jrisco

También te puede interesar:
La 'sugerencia'
El procurador 'extraordinario'
#VamosPorUnaFiscalíaQueSirva