Opinión

La pobreza en los hogares mexicanos

 
1
 

 

Familia ciudad de México (Cuartoscuro)

 El viernes 15 de julio nuevamente constatamos, con datos estadísticos, la terrible realidad de la enorme mayoría de hogares mexicanos. Me refiero a la angustiante condición de pobreza en la que viven, con todo y que las cifras divulgadas nos fueron presentadas con una óptica positiva en el sentido de que los ingresos promedio en México van en aumento.

De acuerdo con los resultados del Módulo de Condiciones Socioeconómicas (MCS) 2015, elaborado por el INEGI, el ingreso corriente promedio trimestral de los hogares mexicanos es de 51,100 pesos al trimestre, lo que equivale a 17,033 pesos mensuales. Cabe señalar que este ingreso está compuesto de: ingreso del trabajo (67.1% del total), renta de la propiedad (7.1%), transferencias (14.8%), una estimación de alquiler de vivienda (10.9%) y otros ingresos corrientes (0.1%).

Si de entrada la cantidad de ingresos promedio de los hogares mexicanos es baja para cualquier estándar (solamente 11,050 dólares al año al tipo de cambio actual); en relación a este monto, cabe señalar que la estimación de alquiler de vivienda hace que la cifra de ingresos totales se “infle”, ya que hace una estimación de ingreso para los hogares que viven en una vivienda propia como si obtuvieran un ingreso por rentárselas a sí mismos.

Independientemente de lo anterior, si atendemos a que de acuerdo a la Encuesta Nacional de los Hogares (ENH) de 2014, el tamaño promedio de hogar en México tiene 3.9 miembros, pues entonces el ingreso corriente total por persona en México es de tan solo 4,367 pesos al mes. Ante este dato, alguien pudiera argumentar que es un ingreso suficiente, y pues tal vez tengan razón, salvo por el hecho de que estamos hablando de un promedio nacional, lo que implica que hay muchos hogares con un nivel de ingreso mayor y otros tantos con un ingreso menor.

Con esto en mente, tenemos que de acuerdo con el MCS 2015, el 10% de los hogares más pobres del país tuvieron un ingreso promedio trimestral de apenas 8,169 pesos (unos 2,723 pesos o apenas 147 dólares al mes). Desde luego que la situación se ve aún más preocupante si obtenemos el ingreso promedio por miembro del hogar, ya que si modestamente asumimos que en los hogares más pobres del país hay 4 miembros en promedio, pues el ingreso corriente medio por persona es de tan solo 680 pesos al mes o bien 22.40 pesos diarios (1.21 dólares al día).

Ahora, si analizamos el 50% de todos los hogares con los ingresos más bajos en México, tenemos que el promedio trimestral es de 18,402 pesos, lo que representa 6,134 pesos al mes (o bien unos 331 dólares). Si de nuevo asumimos un tamaño de hogar de 4 miembros en promedio, entonces el ingreso mensual por persona es de 1,533 pesos o 50 pesos al día. Esta es una cifra por demás preocupante porque significa que la mitad de los mexicanos viven con 2.72 dólares al día.

Si en contraste vemos la situación del 10% de los hogares de más ingresos de México, tenemos que su ingreso corriente trimestral es de 161,568 pesos, lo que representa 53,856 pesos al mes (unos 34,933 dólares al año al tipo de cambio actual). Si asumimos un hogar de 4 miembros, entonces el 10% más rico de México tiene un ingreso promedio mensual por persona de 13,464 pesos.

Respecto a estos últimos datos, vale la pena destacar que en los Estados Unidos las familias de 4 miembros con ingresos de menos de 24,250 dólares al año son considerados pobres, mientras que en México el 10% de los hogares más ricos tienen un ingreso promedio anual de casi 35 mil dólares, por lo que se evidencia que no hay mucha diferencia entre los pobres de Estados Unidos y los de mayores ingresos en nuestro país.

De hecho, si tomamos el 10% de población que le sigue al 10% de más altos ingresos, tenemos que éstos tienen un ingreso corriente trimestral de 73,252 pesos, lo que equivale a 24,417 pesos al mes; o bien 15,838 dólares al año. Esto es muy grave porque confirmamos que bajo los estándares estadounidenses cerca del 90% de los hogares en México serían pobres.

Es verdad que no “rinde” igual un dólar (18.50 pesos) gastado en México que en Estados Unidos, y para ello existe un concepto llamado Paridad de Poder de Compra (PPP por sus siglas en inglés), por lo que el nivel de ingresos de los hogares no es tan bajo en comparación del de los hogares estadounidenses, pero de igual manera queda claro que las cifras agregadas nos hacen ver como un país con una enorme mayoría de hogares que sufren grandes carencias económicas.

Ahora, analizando el nivel de ingresos de los hogares mexicanos, pero por entidad federativa, tenemos que el estado de mayores ingresos trimestrales es Nuevo León con 66,836 pesos al trimestre (22,278 pesos al mes), mientras que en la Ciudad de México es de 61,622 pesos trimestrales (20,540 pesos mensuales). Por su parte, los Estados con menores ingresos promedio en sus hogares son Guerrero 27,584 pesos trimestrales (9,194 pesos al mes) y Oaxaca 28,715 pesos trimestrales (9,571 pesos al mes).

Los datos del MCS 2015 muestran que los estados con los hogares de más bajos ingresos son Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz; y vemos que estos son estados en los que hay grandes conflictos sociales, por lo que se puede inferir que hay una clara relación entre pobreza económica y descomposición social en nuestro país.

Y pues con todo y lo mal que se ven estos datos respecto a la pobreza de muchos hogares en México, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, ya salió a descalificarlos por ser demasiado positivos. Y es que para este ente, las cifras del INEGI implican un incremento real de 11.9% en el ingreso corriente en los hogares a nivel nacional y de más de 30% en algunas entidades federativas, entre 2014 y 2015.

De igual manera, el MCS 2015 presenta un aumento real de 33.6% en las percepciones de los hogares más pobres en un año, lo cual no es congruente con la tendencia que se ha venido manifestando en otros instrumentos del Inegi y con otras variables económicas.

De esta manera, lo que queda claro es que México sigue enfrentando un severo problema de pobreza, el cual es en buena medida causa de la descomposición social; y como no va a ser así, si el 10% de los hogares de más ricos en México recibe ingresos casi 20 veces superiores a los que obtiene el 10% de la población más pobre.

¿Cómo romper con el círculo vicioso de pobreza en México? Atenderla respuesta a esta pregunta debería ser la prioridad para todos los órdenes de gobierno en nuestro país. Pero tampoco se necesita ser un genio para saber que lo que se necesita esencialmente es empleo y capacitación para quien carece de ella. De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del INEGI, al primer trimestre de 2016, en México hay 4.036 millones de subocupados y 2.140 millones de desocupados; por lo que el reto es grande. Por su parte, también es una realidad que muchas personas no se pueden emplear o no pueden acceder a un mejor trabajo porque les hace falta capacitación, y en este sentido los esfuerzos del gobierno son muy limitados; y hasta parece que los esfuerzos aislados de los empresarios montando escuelas en sus propias empresas resulta más efectivo para abatir el rezago en ciertos puestos clave de la industria manufacturera.

A manera de conclusión podemos señalar que no obstante los datos de INEGI en el sentido de una recuperación de los ingresos promedio de la población mexicana, seguimos teniendo a un enorme porcentaje de personas viviendo en condiciones de pobreza económica, por lo que urgen medidas que abatan los rezagos existentes, y pare ello es indispensable generar las condiciones necesarias para que los empresarios puedan crear empleos.

Entre las medidas que se requieren están el brindar incentivos fiscales a la creación de empleos y combatir las prácticas ilegales de comercio internacional que se traducen en competencia desleal para los fabricantes nacionales a costa de un mayor volumen de importaciones.

Director General GAEAP.

Correo:alejandro@gaeap.mx

www.gaeap.mx

También te puede interesar:

Los números del empleo en México

El incremento en la tasa de interés que no debió haber sido


¿Por qué el Brexit le afecta más a México que a otros países?