Opinión

La planta de Toyota

 
1
 

 

(El Financiero)

Busque matices de gris antes de ver tan negro el panorama.
Ya sabemos que Donald Trump se instaló en modo de enojo, en particular con quien hace automóviles en México.

Pero analice opiniones provenientes, por ejemplo, de la japonesa Toyota que acá conduce Thomas Sullivan.

El vicepresidente del corporativo, Bill Fay, está tan emocionado con su próxima producción en México como los niños que mañana abrirán regalos. La empresa anunció el año pasado una inversión de 150 millones de dólares para aumentar su capacidad de producción de las camionetas en Baja California.

“Estoy un poco emocionado por poner en manos de nuestros distribuidores esas Tacoma” dijo ayer durante una conferencia de ventas de cierre de año. Según él, sus pick ups se venden tanto como pan en rosca en estas fechas.

Alguien le preguntó si no temía por obstáculos que pudiera imponerle Estados Unidos a esos vehículos también fabricados en Texas.

“Nuestra meta es trabajar con la nueva administración y con el Congreso (de EU) para asegurarnos de que desarrollen políticas de impuestos y de negocio que sean justas y equitativas para todas las industrias, para conseguir que la economía siga creciendo”, dijo Fay. Hay matices, vaya.

PINTA PARA CRECER​
Va otra. No, lo más probable es que usted no ubique a Maëlys Castella, quizá tampoco el nombre de la empresa de la cual es CFO global: AkzoNobel. Pero haría bien en echarle un ojo: Esta multinacional de origen holandés presume de encabezar el negocio de pinturas, recubrimientos y productos químicos en el mundo. Divulga que en los primeros dos rubros es la número uno. Que supera a PPG y Henkel.
Nos cuentan que la ejecutiva viene a inaugurar una nueva planta de la empresa en México, la cual se ubicará en Los Reyes La Paz, la segunda en ese municipio del Estado de México y la cuarta en el país, incluidas las dos que tiene en Nuevo León.

La inversión en la nueva fábrica superó los 22 millones de euros y responde a que usted y un montón de gente está pintando paredes.
Según dato de Inegi, entre enero y octubre de 2016 los ingresos de este sector crecieron 6.0 por ciento, en contraste con la caída de 1.3 por ciento que tuvo la industria de la construcción.

La responsable de las finanzas de AkzoNobel revelará acá los planes de crecimiento y estrategia de negocio de la firma en México. Vamos a contarle.

KANSAS PIERDE, FERROMEX GANA
La decisión que tomó Ford de cancelar la construcción de su planta en San Luis Potosí no sólo afectará a las empresas que iban a proveerle de autopartes, también a una ferroviaria que tenía como misión sacar los vehículos que se armaran en la fábrica. Nos cuentan que Kansas City Southern México, que dirige José Zozaya, había ganado una licitación para poner la vía del tren que conectaría la planta y daría el servicio de logística.

Los expertos creen que en contraste con Kansas City Southern México, Ferromex sería ganadora con la determinación de Ford. ¿Por qué? La subsidiaria de Grupo México (GMéxico) ya ofrece sus servicios en la planta que tiene la automotriz en Hermosillo, Sonora, la cual podría aumentar su producción ante la suspensión del proyecto en San Luis Potosí. La suerte es una veleta.

También te puede interesar:
¿Por qué Nemak y Rassini meten ‘reversa’ con Ford?
¿CDMX, destino de placer?
Boda voladora