Opinión

¿La percepción es la realidad?

 
1
 

 

Mariguana. (Archivo)

La semana pasada se presentaron los resultados de una encuesta que Vianovo, una firma de consultoría estratégica, en conjunto con GSD&M, empresa de publicidad basada en Austin, Texas, realizaron para capturar la percepción que los adultos norteamericanos tienen sobre México. En 2012 se había realizado una encuesta similar, por lo que es posible analizar la variación –o falta de– de los resultados entre ambos años.

Son épocas extrañas. Tal vez todas lo sean. Estamos viviendo una época en la que prevalece el descontento y el malestar. En mi opinión, este descontento proviene de años de estancamiento económico derivado de la lenta recuperación de la crisis financiera de 2008-2009. Ha sido una recuperación lenta, dispareja y compleja. Y en este entorno de bajo crecimiento, de poca creación de empleos y de pesadumbre, se buscan culpables. No importa si los culpables son los verdaderos. Sólo importa tener a quien voltear a ver.

La encuesta de Vianovo fue realizada a través de YouGov, se aplicó a mil adultos en Estados Unidos y tiene la intención de analizar cinco áreas específicas: 1) imagen general, 2) flujo de información, 3) conocimiento específico y percepción, 4) relación México-Estados Unidos y 5) temas políticos. (Los resultados completos de la encuesta se pueden encontrar en http://www.vianovo.com/assets/uploads/news/U.S.-Attitudes-About-Mexico-June-2016-final-release.pdf)

En cuestión de imagen, México tiene más negativos que la suma de positivos y neutrales. Estamos ligeramente mejor de cómo se percibe a Cuba y a Colombia, pero se nos percibe peor que a Brasil. Únicamente 16 por ciento de los encuestados nos ve como una economía moderna. La mayoría, el 53 por ciento, nos ve como economía emergente, pero un buen porcentaje, 31, nos ve como un país nada desarrollado. El 65 por ciento de los encuestados considera que no es seguro viajar a México. Para El Salvador el número es 66 por ciento. Es curioso que en 2012 se hicieron las mismas preguntas en estos temas. El mismo
−bajo− porcentaje nos ve como una economía moderna. Ni el mexican moment, ni las reformas estructurales cambiaron la percepción, por lo menos de acuerdo a esta encuesta.

Al profundizar en las razones de esta mala percepción, las respuestas más observadas fueron las relacionadas con el narcotráfico: drogas, cárteles, crimen, violencia. Al preguntar cuáles eran las tres palabras que vienen a la mente al mencionar México, 33 por ciento mencionó las drogas. En 2012 el porcentaje era mayor, 45 por ciento. Otras asociaciones negativas están dadas por las palabras corrupción, pobreza, suciedad, inmigrantes, crimen, ilegalidad. En las tres mil menciones, la palabra 'Trump' sólo apareció cuatro veces y 'muro' únicamente diez. También hay menciones positivas, pocas y menos recurrentes, pero las hay: cultura, comida, playas, tacos.

Se presentó en la encuesta la afirmación “el gobierno mexicano es corrupto” y 72 por ciento de los encuestados estuvo de acuerdo. ¿Cuál sería el porcentaje que estaría de acuerdo si la encuesta se hubiera hecho en México?

Más de la mitad de los encuestados, 54 por ciento, ve a México como fuente de problemas, frente a 22 por ciento que lo considera buen vecino o socio. Este dato puede desglosarse por afiliación partidista. De los republicanos en la muestra, 75 por ciento ve a México como problemático, mientras que únicamente 36 por ciento de los demócratas lo considera así. Es curioso el comportamiento de quienes se manifiestan independientes: 63 por ciento de éstos nos ve como fuente de problemas y solo 18 como un buen vecino.

A la pregunta expresa de si Estados Unidos debería de seguir con el tratado de libre comercio que tiene con México y Canadá, la opinión está dividida. El 37 por ciento revela no tener información suficiente para opinar, 32 opina que debería de terminarse el tratado, mientras que 30 por ciento sostiene que se debería de mantener. La mayoría, 51 por ciento, está de acuerdo con la construcción de un muro en la frontera mexicana, pero también hay un 21 por ciento que quiere un muro con la frontera canadiense.

Hay muchas cosas buenas en el país y muchos beneficios de nuestra sociedad con Estados Unidos, pero al parecer la información no ha logrado mandar este mensaje. Vale la pena cuestionarse cuánto es percepción y cuánto es realidad.

La autora es profesora de Economía en el ITAM y directora general de México ¿cómo vamos?

Twitter:
 @ValeriaMoy

También te puede interesar:
Una gran oportunidad
Y sin embargo, se mueve
5 de junio en Suiza