Opinión

La pelea por los escasos recursos filantrópicos en México 

13 noviembre 2017 5:0
Etiquetas
 
 
 

 

sismo

Por Juan G. Millán Illescas*

En el Comité Técnico Nacional de Ética y Responsabilidad Social del IMEF, nos hemos dado a la tarea de analizar y aclarar las diferencias entre filantropía y responsabilidad social, identificando a la filantropía como el vocablo de origen griego que significa amor al género humano de manera positiva, lo cual refiere a la ayuda que se ofrece al prójimo sin requerir una respuesta o algo a cambio. Los filántropos serían aquellos sujetos u organizaciones que suelen desarrollar proyectos solidarios, con tendencia a procurar el bien de las personas de manera desinteresada.

Por su parte, la responsabilidad social tiene como objetivo crear vínculos que impulsen el desarrollo integral y generen un círculo virtuoso de beneficios para las comunidades y organizaciones a manera de modelo de negocio, mediante la evaluación y medición del impacto ejercido por la empresa en los ámbitos económico, ambiental y social; no de forma desinteresada, pero sí con el objetivo de mejorar su posición competitiva y valor agregado.

El Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), responsable en México de otorgar el distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR) a las organizaciones, tiene muy clara la relación entre ambos conceptos y todo cuanto implica obtener el distintivo antes mencionado, ya que no solo basta con ejecutar bien un proyecto filantrópico, también hay que cumplir con todos los rubros para obtenerlo.

Una problemática en México, es la gran confusión que existe con el concepto de filantropía, ya que las empresas dedicadas a este fin, tienen como bandera la presunción de sus proyectos para generar imagen, mejorar ventas y si es posible, reducir impuestos, lo cual se contrapone a la insuficiencia de recursos que las empresas destinan a este tipo de organizaciones, muchas veces consideradas solo para administrar sobrantes y no como parte de la misión corporativa.

En la mayoría de los casos, las organizaciones filantrópicas de nuestro país no tienen una profesionalización de cuanto implica brindar ayuda, como tampoco de la obtención de recursos, mismos que se caracterizan por ser escasos y estar mal distribuidos. Su destino no obedece a la importancia de los proyectos que el país requiere.

Los recursos existentes en otros países del mundo, que pudieran canalizarse a México, no se han utilizado en la mayoría de los casos porque no cumplen con el profesionalismo que amerita toda fundación filantrópica.

Es una realidad que muchas de las organizaciones generadoras de utilidades, no consideran dentro su plan de negocios la responsabilidad social ni la filantropía.

Dicho lo anterior, puede decirse que en México no se ha logrado promover (ni por parte del gobierno ni de la iniciativa privada) la necesidad de que existan más empresas socialmente responsables.
Es una realidad que por cuestiones de imagen, algunas empresas prefieren crear alguna fundación filantrópica sin conocer los elementos ni la preparación que ello requiere, propiciando así una competencia ineficiente en la captación de recursos y todo ello en contra de sus similares, dejando a un lado la importancia de la transparencia en el uso de los recursos obtenidos.

Nuestra recomendación como Comité de Ética y Responsabilidad Social del IMEF para los ejecutivos de finanzas de las empresas que pretenden incursionar en la filantropía, es consultar el listado de las entidades que sí cumplen con el criterio del CEMEFI, al ser organizaciones sin fines de lucro, calificadas como organizaciones de confianza en el otorgamiento de recursos a fin de que tengan una orientación para decidir, con conocimiento de causa, a dónde orientar sus esfuerzos, evitando con esto que estén actuando a ciegas.

Finalmente, para el IMEF es fructífero aprovechar que la filantropía está en auge y con ello se impulse a que las empresas se solidaricen con las necesidades de la sociedad, lo cual es una acción que vale la pena promover porque al ayudar a algunos, se ayuda a todos y es ganancia para nuestro país.

*Ex presidente del CTN de Ética y Responsabilidad Social de IMEF.

Correo: millan14@prodigy.net.mx

También te puede interesar:
¿Rebasará el dólar los 20 pesos en lo que resta del 2017?
Invertir para transformar
La importancia de invertir