Opinión

La ‘millonada’ que le tocó
al gobierno

 
1
 

 

La ‘millonada’ que tocó al Gobierno.

Como regalo navideño adelantado, el gobierno federal recibirá la mayor cantidad que jamás le haya entregado el Banco de México: 239 mil 93.8 millones de pesos.

No fue ninguna sorpresa. Era tan claro lo que iba a suceder que el artículo publicado el 11 de febrero en este espacio se tituló: “La ‘millonada’ que Banxico dará al gobierno”.

Y no es porque quien esto escribe tuviera información privilegiada, sino porque era de mero sentido común.

La ganancia del año para el Banxico fue de 378 mil millones de pesos.

La mayor parte derivada de la revaluación de sus reservas internacionales, que como están en dólares valen más.

Luego de hacer reservas y capitalizarse, el Banco Central determinó que ‘le sobraban’ los 239 mil millones aludidos, los que por ley tiene que entregar al gobierno federal.

Ayer mismo, Hacienda ya especificó cómo se utilizará ese dinero.

También por ley requiere asignar al menos 70 por ciento de ese dinero a la cancelación de la deuda pública. A ese propósito se asignarán 167 mil millones. Esto lo hará bajando sus colocaciones programadas de bonos en 64 mil millones de pesos a partir de mayo y recomprando deuda por 103 mil millones.

De lo que resta, el gobierno pagará el equivalente de mil 700 millones de pesos en aportaciones a organismos internacionales a los cuales adeuda, en particular el Banco Mundial, el BID y el Banco de Desarrollo de América del Norte.

Lo debe hacer para poder seguir usando los recursos de esas instituciones.

Y los 70 mil millones de pesos que restan serán canalizados al Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios. Como quien dice, se hará un 'guardadito'.

En el comunicado en el que ayer Hacienda explicó el uso de los recursos extraordinarios transferidos por el Banco de México, aparece una referencia curiosa al final. Dice: “Por otra parte, el Gobierno Federal continúa analizando los instrumentos a su disposición para apoyar a Petróleos Mexicanos. Las características del referido apoyo serán dadas a conocer en los próximos días”.

Aunque no hay una conexión directa entre el apoyo que recibirá Pemex y los remanentes de operación, hay una indirecta.

Entre la reducción de pasivos y el fortalecimiento de los fondos del gobierno, suman 237 mil millones de pesos, que son equivalentes a 1.2 por ciento del PIB.

Con este margen habrá más posibilidades de establecer un apoyo a Pemex, que se asimile en las finanzas gubernamentales sin prenderse las luces rojas.

Pero además, como Alberto Ramos, el economista en jefe para América Latina de Goldman le dijo a Bloomberg, la clave no serán los apoyos a Pemex sino lo que la petrolera dará a cambio de esos apoyos en términos de eficiencia.

Si la percepción de los inversionistas es que el gobierno le pone dinero bueno al malo, la calificación del país puede empeorar.

Si, por el contrario, se percibe que Pemex se convierte en una empresa más eficiente, mejorará la percepción de riesgo que hoy existe respecto a las finanzas de la empresa.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿A dónde va el dólar?
Incentivos ambientales, la solución
Ver a México como nuestra empresa