Opinión

La ‘millonada’ que Banxico dará al gobierno

 
1
 

 

Billetes. Banxico. (Cuartoscuro)

Hacia el final del primer trimestre del año, tras la presentación de los estados financieros auditados por parte del Banco de México, se habrá de determinar cuál es el remanente de operación del Banco Central.

Por ley, el Banxico debe entregar al gobierno federal ese remanente.

El 28 de abril del año pasado la Secretaría de Hacienda informó que la Tesorería de la Federación había recibido 31 mil 449 millones de pesos por concepto de ese remanente, el cual se aplicó a inversión en infraestructura.

Hasta hace un año, esos recursos no tenían un destino definido. Ahora sí lo tienen.

El pasado 28 de octubre se publicó en el Diario Oficial, la adición del artículo 19 bis de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que dice lo siguiente:

“El Ejecutivo Federal… deberá destinar los ingresos que correspondan al importe del remanente de operación que el Banco de México entere al Gobierno Federal… a lo siguiente:

I.- Cuando menos el setenta por ciento a la amortización de la deuda pública… o a la reducción del monto de financiamiento necesario para cubrir el Déficit Presupuestario…

II.- El monto restante a fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento de activos que fortalezcan la posición financiera del Gobierno Federal”.

¿De qué monto estamos hablando para este año?

Hace un par de días le hablé de una cifra de alrededor de 300 mil millones de pesos. Creo que me quedé corto.

Veamos algunos datos.

En  2014 el resultado financiero neto del Banxico fue positivo por 251 mil 127 millones de pesos, tras aplicarlo a pérdidas de ejercicios anteriores y reservas de capital, el remanente que quedó fue de 31 mil 449 millones.

Para 2015 el resultado neto acumulado hasta el tercer trimestre (último disponible) del Banxico fue de 351 mil 182 millones de pesos.

De este monto, casi las dos terceras partes se generaron en el tercer trimestre, justamente cuando el peso aceleró su depreciación.

Aunque entre el último día de septiembre y el fin de año, el tipo de cambio “sólo” se devaluó en 2.0 por ciento, la ganancia cambiaria por las posiciones en divisas fue de alrededor de 60 mil millones, con lo que se podría haber cerrado el año con poco más de 400 mil millones de resultados financieros positivos.

No es esta la cifra que constituyen los remanentes de operación, pero como este año no hay pérdidas de ejercicios anteriores que compensar, entonces no sería nada raro que el monto que va a recibir Hacienda esté cerca de este monto.

El dato más reciente de la deuda neta del sector público es de ocho billones 160 mil millones de pesos, equivalentes a 43.2 por ciento del PIB.

De modo que si 70 por ciento de los remanentes esperados del Banxico se aplica a reducir la deuda, ésta bajará en 280 mil millones de pesos, o 1.5 puntos porcentuales del PIB.

Y además, habrá alrededor de otros 120 mil millones que se podrían canalizar al Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.

Nada mal en un contexto como el que estamos enfrentando.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Los problemas financieros que vendrán en 2017
Detrás de los cambios del gabinete
¿Debería haber otro recorte del gasto público?