Opinión

La industria de reuniones: el mejor secreto guardado de México

 
1
 

 

  [La sultana del norte logró reforzarse como el segundo destino de congresos y convenciones más importante del país, después de la Ciudad de México / El Financiero]

Cada vez que una empresa, asociación o cámara decide hacer una reunión de más de 4 horas, con más de 10 participantes y para ello contrata una sede en cualquier destino de México, su reunión contribuye a la silenciosa pero creciente industria de reuniones.

En el concepto incluya juntas corporativas o de negocios, convenciones, congresos, ferias comerciales y eventos de incentivo y tome nota de que contribuyeron con el 1.5% del PIB del 2014, de acuerdo con el documento “La Relevancia Económica de las Reuniones en México” que realizó STA Consultores por solicitud de la SECTUR y del Consejo de Promoción Turística.

El pasado 14 de abril, durante su presentación en el marco del Global Meetings Industry Day en el Centro Banamex, el Secretario Enrique de la Madrid dio cuenta de los 13.6 millones de turistas que viajaron por México para este tipo de reuniones, de los cuales sólo 2.1 fueron turistas internacionales. La mayoría fueron mexicanos viajando por el país o sosteniendo este tipo de juntas en su propia plaza. El estudio registra 266 mil reuniones en el 2014. El 69% fueron reuniones de negocios o juntas corporativas.

Dejando de lado el argumento de los efectos que producen tales reuniones o ferias en la economía, el espacio me limita a compartirle 3 datos relevantes para su análisis:

1. El gasto del turista internacional de reuniones es 53% mayor al del turista de internación.- Las reuniones de negocios implican producciones de cierta sofisticación, conferencias contratadas, actividades de integración e interacción y ello eleva la inversión más allá de sólo hospedaje, alimentos y transportación. Hay que decir también que los viajeros de negocios suelen ser más generosos con su nivel de gasto cuando viajan, mediante viáticos, con dinero de terceros.

2. Sólo 14.8% de las reuniones se llevaron a cabo en recintos feriales.- Todos los Centros de Exposiciones del país, privados y de propiedad gubernamental, deben analizar este dato con atención. Los hoteles tienen la mayor participación de mercado en esta industria a través de su infraestructura de salones de diversos tamaños y con distintos servicios integrados.

3. Las reuniones aportan el 23.3% del total de cuartos noche del país.- En destinos de ciudad y de playa, esta industria representa una ocupación contra-cíclica con las temporadas clásicas del turismo de placer. Si bien cada hotel responde a un determinado mercado, mal hacen los hoteleros cuando no especializan parte de sus equipos en esta industria en crecimiento.

No todo es positivo. La industria en general y varios destinos en particular padecen una afectación directa y sensible por la percepción de inseguridad que proyecta el país y diversos estados. El tema afecta más en el esfuerzo de atracción de eventos internacionales a México.

Problema no menor es el “mismatching” enorme de lenguaje y especialización, tanto con el cliente, como entre los distintos actores económicos de la cadena de valor. Recintos, OCVs, DMCs, PCOs, destinos, speakers bureaus, productoras, meeting planners y hoteleros no hablan el mismo lenguaje.

Lo más alentador del estudio, sin embargo, es el registro de modificaciones importantes en el entorno competitivo de toda la cadena de valor en México por el ingreso de nuevos jugadores nacionales y extranjeros en los mercados de exposiciones y de organización de eventos, así como el fondeo por segunda ocasión (el primero fue publicado en 2011) de un análisis de estas características. Ello refleja que el gobierno federal ha ido ganado interés y comprensión gradual de esta industria y que ya no limita su comprensión del turismo a la actividad única y exclusiva de atracción del turista de placer.

El autor es empresario y conferencista internacional.

Twitter:@mcandianigalaz

También te puede interesar:

Uber: el precio, el abuso y la regulación

El negocio con dinero de terceros: Tres factores que mantienen la confianza

Air Canada y el SAT, el desenlace de una factura