Opinión

La importancia de la temperatura en el servicio del vino

  

Toda botella que compramos es una inversión, en consecuencia, para aprovechar el monto invertido, es fundamental cuidar la temperatura de servicio de nuestros vinos para que estos sean más placenteros.

El vino es una bebida que se encuentra en constante evolución, por tal motivo uno de los principales factores que inciden al momento de beberse es precisamente la temperatura correcta para que sea más agradable.

Una realidad es que la mayoría de los restaurantes no conservan los vinos en condiciones y temperatura adecuadas. Por ello, 
resulta esencial servir el vino al cliente a la temperatura correcta, según los diferentes estilos de esta bebida.

Para disfrutar todo el potencial que nos ofrece un vino, debemos seguir las siguientes recomendaciones. La importancia de beber un vino a su correcta temperatura no es un asunto glamuroso, sino más bien de química elemental.

- Los vinos blancos jóvenes se toman a una temperatura entre 6° y 8°, ya que al ser más ácidos que los tintos debemos enfriarlos para que su acidez sea placentera al momento de beberlos.

- Los vinos espumosos, especialmente el champaña, se tienen que beber igualmente entre 6° y 8° debido a su alta acidez.

- Los vinos blancos que pasaron que tienen fermentación maloláctica (esta información debe conocerla el vendedor conocerla), se pueden beber a una temperatura entre 10° y 12°, porque no son tan ácidos como los blancos jóvenes y permiten una temperatura de servicio más elevada.

- Los rosados se recomienda beberlos entre 10° y 12°, ya que tienen la frescura de un blanco, con los matices aromáticos de algunos tintos.

- Los tintos jóvenes al ser más astringentes, se deben beber entre 14° y 16° para que astringencia propia de su edad y métodos de elaboración, no sea agresiva al paladar.

- Los tintos maduros al ser vinos en plenitud pueden beberse entre 16° y 18° porque debido a su madurez, la astringencia y alcohol ya se suavizaron lo que resulta en vinos redondos al momento de beberse.

- No tengan miedo en poner a refrescar un vino tinto cuando consideren que el lugar donde lo piden no es servido a la temperatura adecuada, y disfruten una apetecible copa de su vino favorito con la mejor compañía.

No se olviden que el objetivo de cuidar la temperatura de servicio de sus vinos es que éstos sean más placenteros cuando los bebemos.

Agradezco a los lectores que tienen la gentileza de contactarme a través de mis redes sociales o mi web page para plantearme diversas dudas sobre diferentes vinos y su maridaje con diversos platillos. Muchas gracias por su confianza. Feliz fin de semana.

¡Salud!

Twitter: @Rene_Renteria

Página web: http://renerenteria.com.mx