Opinión

La historia ha comenzado

  
1
  

  

Plaza de Toros México

Con 70 años cumplidos, la Plaza México ha iniciado una nueva historia, de manos del quizá mejor empresario de México, don Alberto Baillères, en sociedad con el quizá mejor arquitecto de México, Javier Sordo. La combinación en sí es para despertar ilusión en los aficionados a los toros; sin embargo, los aficionados a los toros hoy en día, en su mayoría, pretenden demostrar que saben más, que nada les satisface y que exigir sin ton ni son les posicionará dentro de una élite; cuentan además con las redes sociales, que si bien son un foro de expresión útil cuando la gente inteligente y respetuosa las utiliza, se convierten en un arma de fuego en manos de un niño, cuando el poco inteligente da rienda suelta a su creatividad.

Hay que decir a favor de estos aficionados, que “la burra no era arisca, la hicieron”, en este revuelto mundo, con los valores cambiados, donde el dinero es lo único que cuenta sin importar si éste es ganado con honorabilidad.

Al ser los empresarios dos visionarios, era lógico que no se iban a ir por el mismo camino de otras empresas. A la Plaza México había que sacudirla, revivirla, había que intentar cosas nuevas sin perder el respeto a la tradición de la liturgia taurina.

Se cambió el horario; se incluyeron corridas de toros los sábados; se intenta crear un ambiente de feria por medio de incrementar el número de festejos en un periodo menor de tiempo: 10 corridas en un mes; se comenzó la primera fase de una remodelación del inmueble, que estaba abandonado en mantenimiento; se incrementó la calidad en oferta, logrando programar en algunas tardes a dos figuras hispanas con un torero mexicano, previo acuerdo con las agrupaciones correspondientes.

Disgustó a los aficionados un incremento de precios considerable; a nadie le gusta que le suban los precios, a nadie. Analizando el tema, si bien la Plaza México es la más grande del mundo, es la plaza donde los boletos son más baratos, comparando una barrera de alguna plaza importante de provincia. Siendo honestos, era más caro pagar, por ejemplo, un boleto de $600 y sentarse en una lamina de hace 70 años, subir y bajar escaleras destruidas, no contar con baños decentes (incluso cero higiénicos), la ausencia de servicios de calidad en comida, bebida y souvenirs, etcétera. Era más caro eso contra lo que hoy se ofrece, si se analiza desde un punto de vista objetivo; además de la calidad de los carteles, que taurinamente hablando son realmente buenos.

A los hechos, el sábado se dio la primera corrida de esta nueva etapa, el cartel fue de máximo lujo, tres figuras: Zotoluco, Manzanares y Talavante, ante seis toros de Bernaldo de Quirós. Los toros no funcionaron, fue preocupante el descastamiento de lo seis. El quinto se salvó a medias, Manzanares le supo ver la calidad y cierta disposición a embestir, simplemente lo cuajó, lo toreó por nota, con empaque y gallardía, emocionando al público y logrando el objetivo de la tauromaquia, crear belleza y emoción entre un toro y un torero. La entrada no fue la esperada, dado el cartel podemos calificarla de mala.

El domingo se jugaron seis imponentes toros de Xajay; en mi opinión ese es el trapío que debe tener el toro en La México. Joselito Adame y Roca Rey, en mano a mano tras la salida del cartel de Luis David Adame por fractura de clavícula. Bello y bueno el primero, el de la foto, con el cual Joselito estuvo estupendo, desgraciadamente la estocada fue defectuosa y no hubo trofeos.

El resto de la corrida tuvo siempre matices interesantes del toro con edad y cuajo. Siempre existió la sensación de peligro, y si bien no hubo faenas artísticas ni de triunfo, la disposición de estas dos jóvenes figuras del toreo despierta la ilusión de que este arte está vivo y que estamos empezando una nueva etapa en la historia de la tauromaquia.

Las siguientes corridas serán el 26 y 27 de noviembre, este próximo fin habrá novilladas. Para la gente de provincia, las corridas son transmitidas en vivo por Unicable; además de leerme en El Financiero podrán escucharme en las transmisiones al lado de Heriberto Murrieta y Giraldés.

Twitter: @rafaelcue

También te puede interesar:
Llegó la hora
La parca taurina
La bandera de la libertad