Opinión

La fragmentación geográfica del voto

 
1
 

 

Votos. (Cuartoscuro)

Uno de las revelaciones de la elección del 7 de junio fue la fragmentación de los votos. Nunca, la fuerza política número uno del país había obtenido menos del 30 por ciento de los votos totales emitidos. Este año fue el PRI, que tuvo el 29.18 por ciento. La segunda fuerza política, el PAN, apenas alcanzó el 21.01 por ciento.

Sin embargo, además de la fragmentación entre los partidos, nos encontramos con una fragmentación geográfica.

Vea usted los siguientes datos derivados de las elecciones federales:

1– Hay sólo 14 entidades, el 43.8 por ciento, en donde los dos primeros lugares nacionales, PRI y PAN, mantienen ese orden de preferencia de los electores.

2– En otras 8 entidades, el 25 por ciento, las dos fuerzas señaladas se mantienen en los primeros dos lugares, pero cambiando el orden, con el blanquiazul en primero y el tricolor en segundo.

3– Hay 4 entidades en las que el partido con más votos no fue ninguno de los dos mayores. En Chiapas, la fuerza política más importante es el Verde; en el DF es Morena; en Jalisco es Movimiento Ciudadano, y el PRD en Tabasco.

4– Hay otras 7 entidades en las que la segunda fuerza política no es ninguno de las dos grandes. El PRD es segundo en el DF, Guerrero, Michoacán, Morelos, Oaxaca y Zacatecas. Morena está en segundo lugar en Quintana Roo.

5– Hay una gran atomización en la definición de las terceras fuerzas políticas en los diversos estados. Morena es la fuerza que más terceros lugares tuvo, al sumar 10 entidades. Luego, el PRD le siguió con 6; el PAN con 4; tres partidos siguen con 3 entidades: Panal, Verde y Movimiento Ciudadano. El PT, que está a punto de desaparecer a nivel federal, fue la tercera fuerza en Durango y Zacatecas. Y finalmente, en Sinaloa, fueron los candidatos independientes la tercera fuerza.

Pongamos ahora la lupa en algunas de las entidades con el mayor padrón.

En el Estado de México, la de mayor padrón, se reproduce el orden obtenido a escala nacional. Sin embargo, no sucede lo mismo en el DF, donde se concentra la votación de Morena, que se convierte en primera fuerza, obteniendo en la capital el 23 por ciento del total de sus votos.

En Jalisco, Movimiento Ciudadano emerge como la primera fuerza de la entidad, obteniendo allí el 35 por ciento de sus votos nacionales.

En Nuevo León, El Bronco gana la gubernatura, pero el PAN aparece, de lejos como la primera fuerza política de la entidad.

En Veracruz, aunque el PRI y PAN aparecen en los dos primeros lugares, Morena se coloca en la tercera posición.

Mientras hay más análisis detallado de las cifras electorales más percibimos la sacudida para el sistema político y mejor se describen las disyuntivas que enfrenta el país.

¿Cómo funcionar con un voto fragmentado tanto a nivel nacional como regional? ¿Es necesaria la segunda vuelta en la elección presidencial?

¿Sólo en elección presidencial? Las interrogantes están sobre la mesa.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Quién ganará las elecciones del 2016? (II)
¿Quién ganará las elecciones del 2016?
¿Seguirá el PRI adelante en las encuestas?